Contacte con nosotros en Canadá y Estados Unidos llamando al teléfono gratuito: 1-877-977-7328; o por correo electrónico a jhdixon@rogers.com Llamadas internacionales: 001-506-387-8092

Testimonios

En mi consulta de medicina interna he visto con bastante frecuencia heridas provocadas por sillines de bicicleta y me alegró descubrir el sillín Spongy Wonder. Inmediatamente compré uno para mi bicicleta y me produjo gran satisfacción comprobar lo cómodo que es y, a la vez, me permite seguir teniendo un buen control de la bicicleta. El mío lo tengo desde hace un año ¡y aún no he tenido que cambiarle las almohadillas! si montas en bicicleta, seas mayor o joven, hombre o mujer, necesitas uno de estos sillines.

Dr. Philip Alexander, MD
College Station (Texas, EE. UU.)



Puedo decir sinceramente que antes de mi sillín Spongy Wonder tenía muchos dolores y molestias tanto durante como después de los trayectos en bici. El tipo de dolor que a un hombre no le gusta tener. Así que, tras probar muchos sillines convencionales diferentes sin que ninguno de ellos funcionase, finalmente dejé la bicicleta. Posteriormente probé el sillín Spongy Wonder de la bicicleta de un amigo. Me compré uno y cambió completamente mi actitud sobre montar en bicicleta. En vez de ver las salidas en bicicleta como algo incómodo, quería utilizarla con mayor frecuencia y disfrutaba mucho más. Después de comprar mi primer sillín Spongy Wonder, aparqué el coche y decidí ir en bici al trabajo todos los días. Gracias, Spongy Wonder, por cambiarme la vida.

¡Lo digo totalmente en serio! No podría montar en bici si no fuese por el sillín Spongy Wonder.

Muchas gracias,

L. B.,
San Francisco (EE. UU.)


Debido a una lesión en el coxis y la presión que provocaban mis sillines convencionales, no podía utilizar mis bicicletas de montaña y carretera. Probé distintos tipos de sillines, incluso uno de cuero suave ultra ancho, pero ninguno era lo suficientemente cómodo. Mi marido me dio una sorpresa al comprarme el sillín Spongy Wonder la primavera pasada y, desde entonces, he podido montar en bici todos los días sin ningún tipo de presión en el coxis. El sillín Spongy Wonder es muy cómodo y he vuelto a poder montar en bici durante varias horas. Mi coxis se ha curado desde entonces, por lo que puedo usar un sillín tradicional, pero prefiero montar cómodamente sobre el sillín Spongy Wonder. Recomiendo firmemente el sillín Spongy Wonder a ciclistas tanto asiduos como ocasionales.

Un saludo,

M. Jane Collins


Cuando comencé a montar en bici, utilicé lo que venía con la bici. Las ruedas, los pedales y el sillín. Conforme progresaba, me dí cuenta de que el sillín no podía seguirme el ritmo. Removí cielo y tierra buscando una alternativa cómoda y encontré el sillín Spongy Wonder. He montado en bicicleta durante horas y nunca he sentido las molestias que sentía con mi sillín antiguo. Tengo tres bicicletas y un sillín Spongy Wonder en cada una de ellas. Este es el mejor sillín que he utilizado jamás y nunca volveré a utilizar el que viene de serie.

Atentamente,

G. P.
Illinois (EE. UU.)


¡Hola!

Solo quiero escribirle para informarle de que utilizo el sillín Spongy Wonder desde hace siete meses en mi bicicleta estática LG durante una hora o una hora y cuarto todos los días. El sillín Spongy Wonder es maravilloso.

Gracias,
D. Yielding


Jeff:

Estoy encantado de recomendar su sillín de bicicleta. Este es mi testimonio:

Llevo unos 30 años montando en bicicleta y, como otras muchas personas, he tenido problemas y molestias en la zona pélvica después de recorrer solo unos cuantos kilómetros. Después de informarme un poco y leer informes y sugerencias de distintos urólogos y otros médicos, determiné que el problema estaba en el sillín. Probé distintos tipos de sillines partidos, pero todos ellos eran soluciones intermedias, no estaban diseñados teniendo en cuenta ante todo la salud del ciclista. No solucionaban el problema.

Me topé con el sillín Spongy Wonder en Internet y decidí probarlo. Llevo cinco años usando el sillín Spongy Wonder. Tardé unas semanas en acostumbrarme a él, pero los resultados han merecido la pena. Es el ÚNICO sillín que he encontrado que no presiona las zonas críticas y actualmente puedo montar en bici casi todos los días SIN NINGÚN problema. Esto es especialmente importante ahora que la gasolina está tan cara.

Nunca volveré a utilizar un sillín convencional. ¡Gracias, Spongy Wonder, por este maravilloso producto!

P. A.,
Santa Mónica (California, EE. UU.)


Jeff:

Compré un sillín Spongy Wonder y me gustó tanto que compré otro para mi mujer. Ahora puedo ir tan lejos como me lleven las piernas. Yo y mi trasero lo agradecemos mucho.

P. H.



Doy charlas a nivel nacional sobre pacientes con dolor y quiero mostrar en mis charlas una foto de
su sillín de bicicleta. Solicito su permiso para hacerlo.

Hope K. Haefner, M.D.
Director del
Centro de Enfermedades Vulvares de la Universidad de Michigan
Dept. Obstetricia y Ginecología





Llevo dos años utilizando el sillín Spongy Wonder
y trato de convencer a todos los que conozco para que se compren uno. Es
tan cómodo... desde la primera vez que lo usas. He tratado de sentarme en sillines "normales"
y definitivamente no hay nada de normal en ellos: insoportables incluso
en trayectos cortos.

El dueño de una tienda de bicicletas de mi ciudad me dijo que había probado varios de los
diseños alternativos, pero que descubrió que no proporcionaban suficiente estabilidad en
pendientes pronunciadas. Con orgullo le dije que yo nunca había tenido ese problema. El sillín
es lo suficientemente mullido como para permitirme "agarrarlo" cuando desciendo por
cuestas pronunciadas. De hecho, acabo de comprarme una bici de montaña y he pedido un segundo
sillín para ella.

M. B.
Seattle (Washington, EE. UU.)




El sillín Spongy Wonder es magnífico y el mejor de los sillines que he probado de los que no son puntiagudos
y que no afectan el perineo. He visitado el sitio web para
pedir otro para mi bicicleta estática.

Seth Manoach MD
Profesor Adjunto de la Cátedra de Medicina de Urgencias
Presidente del Comité de RCP del Programa de Respuesta Rápida
Brooklyn (Nueva York, EE. UU.)




Estimado Jeffrey:

Gracias por el sillín de bicicleta Spongy Wonder. En nuestra primera carta Ie
comenté una enfermedad que me impedía montar en bici.
Recientemente he realizado un viaje en bicicleta de 1406 Km. en 15 días utilizando el
sillín Spongy Wonder. No he tenido problemas a pesar del
hecho de que cada día pasaba muchas horas sobre el sillín (entre 7
y 8 horas).

He recorrido 10 provincias españolas hasta llegar a Santiago de
Compostela. Muchísima gente me ha preguntado qué tal funciona el sillín
y les he dado instrucciones para que puedan ponerse en contacto con ustedes.

Gracias,

Paschal V. G.
España




A principios del verano pasado comencé a experimentar mucho dolor en el perineo y
mi urólogo me dijo que dejase de montar en bici. Como eso me habría convertido en el hombre de
55 años más abatido del mundo, comencé a buscar alternativas y
compré el sillín Spongy Wonder en julio de 2007. Estoy encantado de
poder decir que he vuelto a recorrer, sin ningún dolor, mi distancia habitual de 30 a 45 km al día, en
caminos no pavimentados.

R. B.
Christiansburg (Virginia, EE. UU.)




¡No podría montar en bici si no fuese por el sillín Spongy Wonder!

Hace tres años y medio me diagnosticaron neuralgia del pudendo o atrapamiento del nervio pudendo (SANP). Los médicos suponen que la enfermedad fue causada por pasar mucho tiempo sobre un sillín de bicicleta convencional. Llevo montando en bicicleta y compitiendo desde hace 15 años. El SANP también es conocido como el "síndrome de los ciclistas". El último par de años estaba utilizando un sillín con agujero. Pero este tipo de sillín en realidad hizo que mi enfermedad empeorara.

He sido sometido a tres sesiones de inyecciones de cortisona y pasé un año y medio de terapia física interna y externa. Dejé la bicicleta durante dos años y he vuelto recientemente gracias al sillín Spongy Wonder. En el pasado he probado innumerables sillines y ninguno me permitió montar sin dolor alguno. Ahora monto tan bien que he vuelto a competir.

¡Muchas gracias, Spongy Wonder!

J. R.
Santa Rosa (California, EE. UU.)





¡Hola, Jeff!

Llevo unos dos años usando el sillín Spongy Wonder y tengo una fe ciega en
él. Tanto que tras leer un artículo en Bicycling Magazine sobre los distintos
tipos de sillines de bicicleta les escribí para hablarles de él. Adjunto la carta que les
envié:

"Tras leer su artículo sobre sillines en el número de mayo y de nuevo en el
número de julio ("Mimando el trasero"), no podía creer que no
mencionaran "El sillín Spongy Wonder" como alternativa para el ciclista
que no quiera que se entumezcan sus partes íntimas.

Tras gastar una enorme suma de dinero en varios sillines nada efectivos
descubrí Spongy Wonder, el cual tiene un aspecto extraño,
pero la ciencia en la que se basa parecía dar en el clavo. El inventor es un ciclista que
ideó el diseño. Es la mejor inversión que he hecho para mis trayectos en bicicleta desde hace
mucho tiempo. Seguía recorriendo todos los días 48 kilómetros para ir al trabajo, pero hubo un momento
(hasta que compré este sillín) que tuve que dejar de montar en bici durante tres meses
ya que me estaba volviendo impotente. Puedo decir realmente que este sillín me ha
devuelto el placer de montar en bicicleta y no me preocupo de
las repercusiones físicas de montar sobre el sillín equivocado."

Muchas gracias

K. T.
Chesapeake (Virginia, EE. UU.)



Solo quiero darles las gracias por crear el sillín de bicicleta Spongy Wonder
. Llevaba 15 años sin subirme a una bici debido a un dolor vulvar.
Tras probar su sillín en la bicicleta de un amigo, me compré mi propia bici al
día siguiente. Es increíble. ¡No siento ningún dolor! Solo disfruto de montar en bici. El primer día
pude recorrer 8 km. Siento que su sillín me ha devuelto algo
que el dolor me había quitado hace mucho tiempo. ¡Gracias por la sensación de
libertad, comodidad y pura diversión!

Jen K.
San José (California, EE. UU.)




Soy un ciclista ávido que solía recorrer unos 250-300 kilómetros a la semana cuando
desarrollé una prostatitis provocada por el sillín. He luchado contra ella durante un año, he probado 10
sillines distintos de todas las clases y he estado a punto de abandonar la bicicleta.
Mi último recurso fue el sillín Spongy Wonder.

Sentí un alivio inmediato. He podido volver a aumentar la distancia que recorro y
monto dos horas al día de nuevo sin ningún tipo de problema. Me sorprende que no haya
más urólogos que lo conozcan.

Greg L.
Houston (Texas, EE. UU.)





Jeff:

Solo un comentario: ¡su sillín Spongy Wonder FUNCIONA DE MARAVILLA! Es el
ÚNICO sillín que me ha permitido montar en bici aun con el coxis lesionado.

Gracias,

B. P.
Fremont (California)






Hola, solo quiero que sepan lo que pienso del sillín de bicicleta Spongy Wonder
.

Es el sillín que había estado buscando. He probado
costosos sillines convencionales, pero no se acercaban ni de lejos a la comodidad
que me proporciona el sillín Spongy Wonder. Después de una semana
para acostumbrarme a su sensación, nunca volveré al otro tipo de sillín. ¡Gracias por un producto
magnífico!

S. Robertson





A continuación reproduzco la carta enviada por una ciclista que utiliza el sillín Spongy Wonder
a Mayo Clinic Health:

A quien corresponda,

He leído con interés el artículo en su número de junio de 2007 sobre la disfunción eréctil provocada
por los sillines de bicicleta. En dicho artículo indican que todavía
no se ha encontrado un diseño de sillín óptimo.

Creo que les gustaría conocer el sillín Spongy Wonder que adquirí
hace un año y que aborda totalmente este problema.

Puedo dar fe del hecho de que elimina completamente la presión
tanto para hombres como para mujeres, ya que mi compañero y yo montamos en bici al menos
dos veces a la semana y recorremos unos 30 km cada vez.

Me he sentido obligada a escribirles tras leer su artículo porque yo sí he
encontrado un sillín que funciona de manera efectiva.

L. C.
Winter Springs (Florida, EE. UU.)





Llevo varios años usando el sillín para bicicleta Spongy Wonder y
todas las cosas que dicen son ciertas. Sigue siendo una incógnita para mí el hecho de que no haya más gente que quede cautivada con
este sillín, dado las graves molestias provocadas por los sillines
convencionales. El sillín Spongy Wonder me ha permitido desechar mis
pantalones de ciclista, que me daban calor y me molestaban. ¡Fabuloso!

Gracias por una buena idea.

S. G.





Llevo 25 años montando en bici y, después de realizar trayectos largos, unos 150 kilómetros al día,
tenía dolor y molestias duraderas. Probé varios sillines convencionales,
incluso todos los sillines ergonómicos que pude encontrar.

Mi experiencia con los sillines convencionales me hicieron preocuparme hasta plantearme
dejar la bici y fue entonces cuando compré mi sillín Spongy Wonder. ¡
Llevo montando en bici ocho meses y no voy a volver a usar ningún otro
sillín!

No solo no tengo ningún tipo de molestia, sino que además puedo seguir el ritmo
y subir pendientes con mis amigos ciclistas. El único inconveniente es que he tenido
que subir el manillar para adecuarse a la nueva postura...

Por lo demás, actualmente recorro con comodidad grandes distancias gracias, EXCLUSIVAMENTE, al
diseño del sillín SpongyWonder.

Gracias por un producto maravilloso.


Un cordial saludo,
Rob A.
Los Gatos (California, EE. UU.)






Jeff, tuve el placer de utilizar su sillín de bicicleta Spongy Wonder este
fin de semana.
Aunque solo he pasado cinco minutos pedaleando por el barrio, ya puedo
decir que será el único sillín que voy a necesitar. La
fabricación es magnífica y estoy encantado. Llevé el sillín
a una tienda de mi ciudad y todo el mundo quedó más que
impresionado.

J. Koehn

P.D.: Me encanta tanto mi sillín que estoy pensando comprarme una bici nueva para que hagan
juego.






Solo quiero decir: Gracias. El sillín de bicicleta es magnífico.

Gracias de nuevo,

J. McBride






Jeffrey:

Hace dos años hice un pedido de uno de sus sillines y es claramente la
forma en la que tienen que ser los sillines de bicicleta. Su diseño especial es simple y robusto y
lo uso para ir y volver del trabajo en bici (unos 45 km en los dos trayectos) durante
todo el año.

Voy a realizar un pedido de otros 3 sillines Spongy Wonder para mi tándem,
para mi hijo y para un amigo.


Joe






Mi marido se toma en serio el ciclismo, aunque yo no tengo mucha experiencia con la bicicleta. Para
ir juntos en bicicleta nos compramos un tándem con pedaleo independiente y, tras una corta
temporada con un sillín convencional, me dolía tanto que apenas podía caminar.
Canjeamos el sillín convencional por un Spongy Wonder y ahora nuestras
únicas limitaciones son mi dolencia cardiaca (que está mejorando) y la fortaleza
de mis piernas.

Acabo de pedir otro sillín Spongy Wonder.

Gracias,

L. W.
Nueva Escocia (Canadá)






Jeff, me gustaría darle las gracias por el magnífico sillín de bicicleta. No entiendo por qué
no está disponible en todas las tiendas de bicicletas.


Un saludo,

Craig
Winnipeg (Manitoba, Canadá)





Antes de operarme de la próstata hacía más de 1500 kilómetros al año
, aunque no podía montar sin tener dolores después. Compré un sillín Spongy Wonder
y, con él, pude montar como antiguamente lo hacía desde el primer día.

¡Muchas gracias!

B. M.
Vero Beach (Florida, EE. UU.)






Jeff:

Comencé a utilizar el sillín Spongy Wonder MK9 a principios de julio de 2006 tras
una operación de cáncer de próstata. Nuestro terreno preferido es donde deambulan los pumas
los ciervos se sobresaltan y las rocas estrangulan los caminos.

Al principio tardé unas cinco horas hasta acostumbrarme al MK9, pero
ahora estoy totalmente entregado a sus mullidos discos y nunca volveré a utilizar
un sillín tipo "cuña". Esta Nochebuena mi yerno me dejó probar su nueva Turner
equipada con un sillín convencional. En quince minutos
volvieron las antiguas sensaciones: presión por debajo, hormigueo y
ganas de mear en un arbusto (lo que hice en recuerdo de los viejos tiempos).

Mi única frustración es no conseguir que otros ciclistas de mi edad (mayores de 50) dejen
la cuña y se monten en un sillín Spongy Wonder.

¡Muchas gracias!
Steve S.




Tras montar en bici durante casi 20 años me sorprende que el daño provocado
al cuerpo masculino se mantenga en secreto. Dejé de montar en bici dos años después de
ir al urólogo. Tras enseñarle su sillín me dijo que lo
probase y, desde entonces, monto tan bien como antes.

Al principio mis amigos se reían de mi. Pero cuando comenzaron a tener problemas
poco a poco me iban preguntando dónde podían comprar uno de sus
sillines.

Roberto C.
México






Solo quiero que sepan que su sillín Spongy Wonder es todo lo que
anuncian que es y todo lo que esperaba que fuera. Tengo uno desde
hace tres años y aprecio mucho la comodidad que me proporciona.

Muchas gracias.

C.P.
Medford (Oregón)






Mi experiencia con el sillín Spongy Wonder ha sido fantástica:
acero inoxidable, fácil de ajustarse y me he adaptado a él muy bien. ¡Lo
más importante es que mi zona perineal está a salvo! Lo recomiendo a todos los que les guste
montar en bicicleta.

José M.
España






Señores,

Tras 55 años de ser un ávido ciclista, sufrí una
prostatitis y no pude volver a montar en bici. Después de tres años sin poder
realizar mi deporte favorito, probé su sillín. He
vuelto a pedalear. Le di a mi uróloga la información sobre su sillín
y ella se comprometió a divulgarla. Sigan adelante con sus excelentes esfuerzos. Gracias
de nuevo.

D. Iannucci
Utah (EE. UU.)






Jeffrey:

Su sillín me ha permitido volver a montar en bicicleta. Hace tres años recorría en mi bici
de carretera unos 150 km a la semana: para ir al trabajo y por placer.

Un recorrido de 50 km con mi sillín duro, estrecho y con cuerno me produjo un dolor persistente en
los genitales que empeoró durante varios meses. Me examinaron médicos,
urólogos, especialistas de medicina deportiva, neurólogos, etc., los cuales
me dieron distintos diagnósticos. En la etapa más difícil no podía sentarme en una silla más
de unos minutos sin que me doliera.

Tenía atrapamiento del nervio pudendo y fui a Nantes (Francia) para
someterme a una neurocirugía descompresiva con el Prof. Roger Robert, especialista
en el tratamiento del SANP.

Sin el sillín Spongy Wonder NO HUBIERA podido volver a montar en bici, no hay forma
de que pueda sentarme en un sillín normal, incluso los sillines
divididos. Si hubiera montado siempre en un Spongy Wonder, no habría
desarrollado el SANP. El sillín de bicicleta estándar NO es saludable.

Cuando los hombres ciclistas experimentan entumecimiento con un sillín convencional,
simplemente se deshacen de él. Cuando sientes ese entumecimiento, ESTÁS dañando el
nervio pudendo y, créanme, NO QUERRÁN dañarlo.

¡Jeffrey, muchas gracias! Si alguno de sus clientes quiere más información sobre el SANP,
pueden ponerlo en contacto conmigo, tienen permiso para facilitarles mi correo
electrónico si lo solicitan.


Tony K.
Toronto (Canadá)






Hace cuatro años comencé a utilizar el sillín Spongy Wonder. Justo antes de
eso casi había decidido dejar de montar en bici debido a un "desgaste"
de la parte del cuerpo que no debería ser. Probé con un sillín dividido y, como
no funcionó, serré literalmente el cuerno del asiento. Fue entonces cuando descubrí
su fantástico Spongy Wonder, que me ha permitido ir por el campo,
normalmente entre dos y cuatro horas cada vez, sin efectos adversos.

Tengo 55 años y hay muchas cosas que no puedo hacer,
pero puedo montar en bicicleta gracias a Spongy Wonder. A aquellos que necesiten
todavía un sillín con cuerno ... cómprense un caballo.

Atentamente,
J. C.
Reston (Virginia, EE. UU.)






Tengo su sillín de bicicleta desde hace dos años y es magnífico.

Probé sillines con un agujero en el medio para ver si no me producían entumecimiento:
no había diferencia. Entonces probé el suyo. No tuve problemas para instalarlo y no ejerce presión en
los nervios sensibles ni en la circulación. Muchas gracias por ofrecer este sillín
tan bien diseñado y fabricado.

E. R.






Muchas gracias. Llevo dos años usando sus excelentes sillines y
me encantan. Todo el mundo que conozco quiere uno, así que deberían ver un aumento de pedidos
procedentes de Devon (Reino Unido). Con frecuencia me paran por la calle y me preguntan por el
sillín.

Un cordial saludo,

N






Llevo aproximadamente un año utilizando su sillín.

Primero no me convencía, los músculos parecían distintos. De
inmediato me di cuenta de que subir las cuestas era una experiencia totalmente nueva para mi. No
podía "hacer trampas" abrazando el cuerno del sillín. No sé si alguna persona
ya ha mencionado esto, pero para mi suponía mucho, porque subo en bici
una colina de medio kilómetro cuando regreso a casa desde el trabajo.

Pero aguanté y, en una semana, había conseguido de nuevo mi
antiguo ritmo de escalada. Lo bueno es que te obliga a realizar un movimiento más natural y
equilibrado al subir pendientes.

En una superficie plana, nada es comparable a su sillín, es muy natural, no existe
rozamiento ni opresión de los miembros, como ocurre con un sillín convencional. 60 km
no supone nada con este sillín.

Atentamente,

Dave
Portland, Oregón (EE. UU.)






Hola:

Hace unos años mis padres me regalaron su sillín por mi cumpleaños
y, como ex corredor en carreras ciclistas de montaña admito que lo miré con cierto
desdén, aunque con mucha curiosidad. Hace dos años compré de segunda mano una bicicleta de montaña
para transformarla en una bicicleta urbana y le instalé su sillín.
No puedo volver, y no lo haré, a los sillines de estilo tradicional.
Jamás he probado un sillín más cómodo y, cada vez que un transeúnte
me pregunta por él, le doy la dirección de su sitio web.

Un saludo montando cómodamente en bicicleta en Montreal,

Michel






Estimado Jeffrey,

Es maravilloso poder montar de nuevo en bicicleta ¡con total comodidad! ¡Gracias
por el sillín Spongy Wonder! Estaré encantado de explicar las ventajas
del sillín Spongy Wonder a todo el mundo que quiera ponerse en contacto conmigo,
especialmente si viven en Australia.

T. R.
Strathalbyn
Australia Meridional






Llevo ya recorridos más de 150 km sobre el sillín Spongy Wonder. Me
siento mejor cada vez que monto. Es tan natural de usar como ningún otro sillín
que haya usado jamás y no existen las molestias, el dolor ni el entumecimiento
que normalmente se asocian a los sillines convencionales. Su sillín me permite ir en bicicleta y
recomiendo a todos los ciclistas que utilicen el sillín Spongy Wonder.

Gracias por dedicar tiempo a ayudar y por insistir en que dedique el tiempo
necesario para asegurarme de que esté adecuadamente ajustado. Ahora puedo montar en bici durante horas
cómodamente y sin provocarme problemas de salud por ello.

Atentamente,

B.Watkins






Hola, Jeff:

No puedo explicar lo encantado que estoy con este nuevo sillín

No he podido montar en bici durante varios años debido a que se me entumecían las
zonas "sensibles". Es totalmente alucinante. No existen las molestias ni
la sensación de entumecimiento. Gracias al sillín Spongy Wonder podré volver
a disfrutar de la bici y mejorar mi salud al perder
kilos y recuperar un peso normal.

Gracias de nuevo.

M. Nutter
Maine (EE. UU.)






Compré el sillín Spongy Wonder pensando que iba a acabar devolviéndolo ya que
soy una persona escéptica por naturaleza. Bien, el "periodo de adaptación" duró unos
2 días y, tras haber utilizado el sillín Spongy Wonder durante 5
meses, ¡tengo que decir que estoy completamente encantado!

Un amigo me dejó probar su bici (con un sillín estándar) durante unos
20 minutos y ahora me siento TOTALMENTE FRUSTRADO con cualquier otro sillín que no sea
Spongy Wonder. No me di cuenta de lo mucho que me ha ayudado Spongy Wonder
y lo cómodo que es hasta que monté sin él...¡madre mía!, los otros sillines
dan pena.

La compra de este sillín no ha sido nada arriesgado y no tengo problemas
para recomendar a todo el mundo que vale el dinero que cuesta.

Nathan
Calgary (Canadá)






¡Hola!

Me gustaría decir que mi sillín Spongy Wonder no solo ha sido cómodo
durante mi entrenamiento de 125 km (¡a posteriori probablemente no es
la mejor manera de probar un sillín nuevo!) sino que fue de gran ayuda para realizar
un placentero viaje de cicloturismo de 660 km de Toronto a Montreal

Como antiguo estudiante de ergonomía, me atrajo la elegancia de la
solución.
Quitando todo lo que está de más hace que la circulación del aire sea inmensamente mejor.
Los surcos superficiales de los otros sillines simplemente no solucionan el problema. El relleno es genial,
es como tener una suspensión adicional en superficies con baches, pero es lo suficientemente
firme para mantener el control.

Sin duda alguna recomiendo este producto a todo el que pregunta, ¡y
preguntan mucho!

Un saludo,
W. Huska






Hola, Jeff:

Me ha llegado el sillín Spongy Wonder ¡y es IMPRESIONANTE! No puedo creer lo fácil que es adaptarse a él.
Mi trasero está eternamente agradecido. ¡Gracias, gracias! ¡Ha hecho que la bicicleta sea
un placer para mi en vez de un insoportable dolor en el trasero!

Diane D.






Hace un par de meses compré un sillín para mi mujer. ¡Hemos
probado muchos otros sillines y Spongy Wonder es el único sillín
en el que puede montar! Ahora nuevamente podemos ir en bici juntos.

¡Gracias de nuevo!

Al DeFelice






Llevo varias semanas usando el sillín Spongy Wonder y realmente me encanta
. Me ha devuelto el interés por montar en bicicleta. Gracias por un producto
magnífico.

J. N.
Kansas City, Misuri (EE. UU.)






Jeff:

Solo quiero que sepa que Spongy Wonder me proporciona
el mismo control que el que tenía con un sillín convencional, pero sin ningún tipo
de efecto negativo. Mis ingles se sienten genial. Me van a realizar la tercera
biopsia con aguja en 12 meses y tengo la sensación de que todo va
a ir bien.

Gracias por fabricar el sillín Spongy Wonder.

S. Golber






Hola, Jeff:

Estoy disfrutando de mi sillín Spongywonder. Les hice un pedido de cuatro y me han dado
resultados excelentes. Quizá se acuerde de que tuve complicaciones con la vasectomía y
no podía sentarme en un sillín puntiagudo. De hecho, la nariz de los sillines normales
fue la causa principal de mi problema. Tras dos operaciones he vuelto a
coger la bicicleta gracias a su diseño.

¡Gracias por salvar mi afición favorita durante los últimos 35 años!

Un saludo ciclista,
J. G.






Hola, Jeff:

He recibido los dos sillines Spongy Wonders (uno para mi y otro para
mi mujer) y no puedo estar más encantado. Le felicito
. He quedado realmente impresionado con el nivel de calidad de la fabricación. He
vuelto a coger la bicicleta y mi felicidad es infinita, gracias de nuevo.

Un cordial saludo,

L. Northey






Jeff:

Llevo más de una semana usando mi sillín Spongy Wonder y, sin duda alguna,
es el sillín más cómodo que he probado nunca.

Tras una pequeña adaptación, siento que puedo ir en bici tan lejos como me permitan las fuerzas
y las piernas.

Hoy he ido en bici por primera vez al trabajo y, al llevar el sillín Spongy Wonder al interior,
he despertado el interés de mis compañeros. Espero con ilusión utilizarlo
este verano en la Carrera Ciclista por la Esclerosis Múltiple de ida y vuelta entre Ottawa y Kemptville

Muchas gracias y cuídese,

John.






Hola, Jeff:

Solo quiero decirle lo contento que estoy con mi sillín Spongywonder.
No tengo ningún dolor y puedo montar en bici incluso más tiempo. Muchas gracias de este cliente totalmente
satisfecho

J. W.,
Nueva Escocia (Canadá)






Solo quería darle las gracias por un magnífico sillín de bicicleta y un gran servicio. La
primera vez que lo utilicé me hicieron varias preguntas y le dije a todo el mundo que era
tan cómodo que casi no podía creerlo. Después de utilizarlo los resultados me
convencieron aún más. ¡No provoca ningún dolor! ¡Así de fácil! Eso NUNCA me había pasado,
incluso después de un trayecto corto de 15 km.

Enhorabuena por esta genial idea.

Corky.






Ayer recibí mi sillín de bicicleta Spongy Wonder y hoy he recorrido 55 km
con el club ciclista Coastal Carolina. La diferencia de este sillín en comparación
con los demás... es maravillosa. ¡No me duele en la parte de delante, ni adolorido el trasero!

¡Estoy totalmente encantada! Todo el mundo en el club ciclista me ha ido preguntando durante todo el trayecto
qué tal iba "mi mullido trasero" y yo no he parado de decir que GENIAL.

Muchas gracias por fabricar un producto magnífico. Ha cambiado completamente mi actitud
hacia el ciclismo. He estado a punto de dejarlo a causa del dolor
en mis "partes sensibles".

¿Necesitan representantes de ventas aquí en el sur de EE. UU.? Hoy mismo pude haber
vendido 3 fácilmente. Lo digo en serio.

Muchas gracias,

B. P.
Hilton Head Island (Carolina del Sur, EE. UU.)






Hola,

Me llamo Greg y soy un feliz propietario de un sillín de bicicleta Spongy Wonder. Vivo
en Marin County, el cual seguro que saben es uno de los lugares donde se
potenció el ciclismo de montaña.

En todos los lugares a los que voy la gente me pregunta por mi sillín y les informo de cómo
adquirir uno y de lo mucho que me gusta el mío. A menudo les digo "No podría volver a
utilizar un sillín de bicicleta convencional".

Un saludo,

G. Blank
California (EE. UU.)






Hola, Jeff:

En septiembre compré uno de sus sillines y quería decirle lo encantado que
estoy. Ahora no tengo problema alguno en montar en bicicleta el tiempo que quiera
sin ningún tipo de molestia.

Muchas gracias de nuevo,

Roy






Hola:

Hace unos 18 meses adquirí uno de sus sillines Spongywonder tras
leer un artículo sobre él en un periódico del Reino Unido. Me ha cambiado totalmente la vida:
de repente montar en bicicleta se ha convertido en un completo placer y el dolor de trasero
es agua pasada. ¡Enhorabuena por idear un invento
excelente!

M. T.
Londres (Inglaterra)

P.D.: Hace poco mi mujer se ha quedado embarazada y no puedo dejar de pensar
que Spongywonder ha tenido algo de culpa.






Me daba pavor pensar en recorrer las Montañas Rocosas en mi sillín de bicicleta convencional,
así que investigué un poco y encontré el suyo. 2188 km a través de puertos de montaña a más de 2700 m,
muchos días recorriendo más de 150 km, un paisaje de una belleza increíble y nada de dolor. Nada, cero,
ningún dolor. Gracias por un sillín de bicicleta magnífico.

T. Fleming






Estimado Jeff:

En diciembre compré su SILLÍN SPONGY WONDER y solo quería decirle
que me encanta. En el pasado tuve dolor pélvico y me resultaba
difícil montar en un sillín de bicicleta convencional, pero su sillín me ha hecho
volver a practicar ciclismo regularmente.

Gracias de nuevo, Jeff.

P. Branton






Querido Spongy Wonder:

Había probado todos los sillines del mercado, pero ninguno funcionaba. Dejé de
montar en bici durante un año hasta que un amigo me habló de su sillín,
el cual había visto en una exposición ciclista hacía tres años. Su sillín ha sido un
milagro desde hace tres años.


Gracias,

J. Espinosa






Jeff:

Su sillín de bicicleta Spongy Wonder es el único futuro para el sistema reproductivo
masculino.

H. Stam, Moncton (New Brunswick, Canadá)






Hola, Jeffrey:

Estoy encantada con el sillín Spongy Wonder y espero que hayan visto un incremento gradual de
pedidos procedentes de Massachusetts occidental. Una amiga hizo su pedido a través de
Valley Bikes en Amherst, el marido de otra encargó otro por el cumpleaños de su mujer,
un compañero encargó uno mientras estaba en el trabajo y hay copias de su página web
circulando por todo el hospital donde trabajo.

Mis tuberosidades isquiáticas me molestan un poco tras montar en bici
durante un tiempo prolongado, pero también cuando estoy sentada todo el día en el escritorio. Mis partes sensibles
se sienten estupendamente tras montar en bici, sin las molestias y dolor que padecía anteriormente. Les
recomiendo que hagan mayor énfasis en el marketing para mujeres.

Tuve que adaptar el cuerpo al cambio de equilibrio sobre la bici, pero
no supone un gran problema para el ciclista ocasional. Me sorprendió que, tras ponerme de pie para
aumentar la potencia al subir pendientes, apoyaba los glúteos en el sitio correcto.

Muchísimas gracias, de verdad. El sillín Spongy Wonder tiene un aspecto
original, es cómodo, te estimula para coger más la bici y es un verdadero regalo
para mi trasero de 53 años.

Un afectuoso saludo,
N. S.







Jeff:

Ayer recibí mi nuevo sillín Spongy Wonder y, tras 15 minutos, he podido adaptarme
a una cómoda posición sobre la bici. Su sillín es realmente
cómodo. No hay entumecimiento de ningún tipo

Un saludo,

Frank






Estimado Jeff:

Acabo de realizar plácidamente el primer recorrido en bici en mi nuevo sillín Spongy Wonder.
Ha sido fantástico en comparación con los sillines convencionales. No más trauma perineal
y mi trasero está muy agradecido. El material de acero inoxidable hace que sea un sillín
para toda la vida y durará seguramente más que muchas bicicletas. Jeff, los jóvenes ingeniosos como usted
le devuelven la fe en el futuro a este viejo. Gracias.

L. M.,
Butler (Wisconsin, EE. UU.)








Llevo recorridos 1000 km en mi sillín Spongy Wonder y nunca volveré a uno convencional. Doy
a todo el mundo su dirección web. Tenía razón: tardas algún tiempo en acostumbrarte y
es necesario realizar algunos ajustes menores en los primeros usos. Gracias por el consejo, ha sido de
gran ayuda.
La próxima semana voy a recorrer Italia en bici y sin duda Spongy vendrá
conmigo.

Dr. F. W.,
Calgary (Canadá)






Llevo tres semanas usando su sillín de bicicleta y solo puedo decir los
mayores elogios. Estaba dispuesto a no montar más en bicicleta, ¡pero ahora puedo ir
tan lejos como me permitan las piernas! Estoy encantado con lo cómodo que es su sillín.
¡Qué gran invento! Me lo instalaron en la tienda y seguí su consejo
de instalar también un elevador de manillar de 3 pulgadas. La combinación es inmejorable.
¡Gracias!

I.R.
Menomonie (Wisconsin, EE. UU.)






La primera vez que ví un sillín parecido a Spongy Wonder fue a principios de los
90 en un vídeo sobre gestión que se centraba en el cambio de paradigmas. El narrador
era un ciclista y mostraba una foto del sillín que había inventado. A principios de
este año, en mi segunda salida en bici y tras las molestias habituales, recordé el sillín
del vídeo y busqué en Google sillines de bicicletas. El resto es historia.

Ahora tengo un silín Spongy Wonder y estoy totalmente satisfecho. Monto en bici
los domingos durante 4,5 horas y no tengo ningún tipo de entumecimiento, etc. Nunca experimento
dolores musculares. La pregunta es: ¿Es Jeff Dixon la misma persona que
hizo el vídeo? Sería genial que Jeff fuese esa persona.

Un saludo,
R. D. Welch







Jeff:

¡El producto que ofreces es realmente magnífico! ¡Gracias!
La misma tarde que recibí el sillín, lo puse en la bici, recorrí
8 km y quedé gratamente impresionado. Ni rastro del entumecimiento o las molestias
que suelo tener con un sillín convencional. Es genial
bajarse de la bici con la agradable sensación de haber disfrutado del trayecto sin
preocuparse de haber podido provocar un daño en el sistema circulatorio o
nervioso. Es una gozada haber encontrado finalmente un sillín de gran calidad
y efectivo que solucione de verdad un problema que experimentan muchos ciclistas.

Mi gratitud más sincera,

Bill






El sillín Spongy Wonder es fantástico. Llevo unos dos años usando Spongy Wonder
y acabo de cambiarle las almohadillas: está como nuevo. No
volveré a comprar otro sillín.

Parece que tiene menos estabilidad al tomar una curva, eso es cierto. Y, cuando te levantas para hacer
un sprint, te sientes menos seguro al volver a sentarte que con un
sillín convencional, ya que el frontal del sillín no guía a los muslos.
Del mismo modo, cuando desciendes una pendiente, hay menor control, no puedes sujetar
el sillín con los muslos en una posición medio erguida, supongo que
eso afectará a quien haga ciclismo de montaña. Sin embargo, todos estos aspectos negativos se ven más que
compensados por las ventajas de Spongy Wonder.
Aquí en Europa todavía se conoce muy poco Spongy Wonder.

Muchas gracias por su invento. Spongy Wonder es un clásico del diseño que merece
el reconocimiento mundial en un mundo donde más personas deberían hacer ciclismo.

Un cordial saludo,
Nicholas Brown






He comprado hace poco su exclusivo sillín y me siento obligado a enviar mis
comentarios. Son los mejores 66 dólares que he gastado nunca. Simple y
lógico para la anatomía masculina. He enseñado el producto a mis compañeros ciclistas
y les he dado su dirección web.

R. Norris






Sr. Dixon:

Llevo unos tres meses usando su sillín para ir en bici al trabajo
durante el invierno en Alaska por carreteras y caminos de esquí donde el estado del suelo es
muy variable, puede haber desde hielo hasta nieve. El "Spongywonder" funciona
muy bien en cualquier estado. Lo he montado sobre una Litespeed Ti soft-tail con una
tija Rockshox. La combinación con neumáticos con clavos Nokia
de baja presión absorbe gran parte de las vibraciones. Buen trabajo.

David S.
Anchorage (Alaska, EE. UU.)






Estimado Spongy Wonder:

Puedo decir que he puesto a prueba durante bastante tiempo su sillín de bicicleta. Recorro
unos 6.500 u 8.000 km al año, incluidos los meses más crudos de invierno
en el noreste de EE. UU. Llevo usando este sillín 4 años y todavía utilizo las mismas
almohadillas con las que venía. También tengo su sillín en mi bicicleta de entrenamiento estática,
la cual lleva usando mi mujer desde hace cuatro años. No hemos tenido ningún problema
y debe ser el mejor sillín del mercado. Me gustaría agradecerles
sinceramente que hayan sacado este magnífico producto. Gran calidad,
gran precio y un producto que dura para siempre (¡no más entumecimiento!)

Gracias, L. M.
Sayre (Pensilvania, EE. UU.)






Mi marido y yo tenemos nuestros sillines Spongy Wonder desde hace dos semanas. Nos ENCANTAN
. Ninguno sufre ningún tipo de entumecimiento. Podemos montar en bicicleta
el tiempo que nos aguanten las piernas. He probado innumerables sillines y este es
el único que me ha funcionado. Normalmente sentía entumecimiento tras unos 8 km. Pero
ahora no. ¡MUCHAS GRACIAS!

Familia Bredemann






Mencionó que su mujer dijo que era cómodo y estoy de acuerdo con ella.

Escribí a la Vulvar Pain Foundation y les agradecí la carta de la
señora de Oregón que habló de él, les dije que había encargado uno y que si alguien
más necesitaba un sillín de bicicleta y no había podido montar en una durante un tiempo,
este era su respuesta.

Gracias por idear el diseño. Las mujeres con enfermedades de la mujer
que no puedan montar en bici ahora podrán hacerlo. ¡Solo quiero decir GRACIAS!

M. L.
Kure Beach (Carolina del Norte, EE. UU.)






Antes que nada, me gustaría darles las gracias. Sinceramente este sillín es una de las
mejores compras que he hecho en mi vida. Prácticamente todos los sillines que probaba
(no importa lo suave que fueran) me resultaban muy dolorosos, especialmente en una posición
aerodinámica inclinada hacia delante.. La mayoría de la gente me decía que el sillín no funcionaría en trayectos largos
y que no sería tan estable al tomar curvas. Sin embargo, continúo entrenando
con él durante varias horas seguidas sin ninguna queja.

Este verano realizaré la prueba definitiva ya que pretendo recorrer
Canadá sobre este sillín. También pienso utilizarlo este verano en la carrera Ironman Canada
de Penticton. Un saludo y muchas gracias por crear un producto tan necesario.

D. Eide






Hola, inventor del sillín de bicicleta Spongy Wonder:

Solo quería que supiese que hace poco he recorrido en bicicleta 400 km
por la zona rural de Oregón como participante de la carrera Cycle Oregon. Debido a problemas de salud, no habría
podido hacerlo sin su sillín. Se lo enseñé a montones de
compañeros y será interesante comprobar si recibe muchos pedidos
procedentes de Oregón. Muchas gracias. ¡Lo ha hecho posible!

Karrie






Estimado Jeff:

Acabo de realizar plácidamente el primer recorrido en bici en mi nuevo sillín Spongy Wonder. Ha
sido fantástico en comparación con los sillines convencionales. No más trauma perineal
y mi trasero está muy agradecido. El material de acero inoxidable hace que sea un sillín
para toda la vida y durará seguramente más que muchas bicicletas. Jeff, los jóvenes ingeniosos como usted
le devuelven la fe en el futuro a este viejo. Gracias.

Su respetuoso y satisfecho cliente,
L. M.






Vaya producto que ofrece. Me daba pavor pensar en recorrer las Montañas Rocosas
en mi sillín de bicicleta convencional, así que investigué un poco y encontré el suyo. 2188 km a través
de puertos de montaña a más de 2700 m, muchos días recorriendo
más de 150 km, un paisaje de una belleza increíble y nada de dolor. Nada, cero, ningún dolor. Sin la nariz del sillín
el ciclista puede realizar varias posturas distintas con las que puede
extender completamente las piernas y reduce el desgaste de las plantas de los pies.

Muchas gracias por un producto magnífico,
T.F. Banks (Oregón, EE. UU.)








Estimado Sr. Dixon:

Esta primavera le regalé a mi mujer uno de sus sillines Spongy Wonder por su
cumpleaños. Lo ha utilizado durante todo el verano y dice que es usted un genio
y que deberían darle el Premio Nobel. Solo espero que no se parezca a
Mel Gibson porque los hombres cuyas mujeres hayan tenido entumecimiento en los genitales necesitarán,
sin duda, contenerse en su presencia. Gracias por resolver uno de los pequeños, aunque dolorosos,
problemas del mundo.

H. G.
Calgary (Canadá)






Bonjour, Jeff:

Antes de nada, me gustaría agradecerle las horas maravillosas que he pasado
con la bici este verano sin ningún dolor ya sabe dónde. Durante el verano muchas
personas me han preguntado qué era el extraño artilugio sobre el que estaba sentado y
les he hablado sobre su sillín y lo mucho que he disfrutado de su
comodidad. Espero que reciba encargos de esas personas.

J. F.
Hull (Quebec, Canadá)






Estimado Spongy Wonder:

Hace un par de semanas mi mujer y yo compramos dos sillines Spongy Wonder
para nuestro tándem Cannondale. Sinceramente, no sabía si me iba a gustar
porque he probado sin éxito otros sillines enfocados a la anatomía masculina.
Hasta ahora solo hemos recorrido unos 70-80 km, pero, incluso con esa poca
experiencia, ¡a los dos nos encanta! Cuando recorrió los primeros 100 metros,
mi mujer dijo que se sentía como si fuera desnuda y yo sentía
exactamente lo mismo. Es magnífico. Hablaremos al respecto a nuestros amigos.

K. T.
Granger (Indiana, EE. UU.)






¡Hola desde Los Álamos!

Hace un par de días que recibí mi sillín Spongy Wonder y ayer me monté en él.
Quería mantenerles informados y darles las gracias. ¡Nunca había tenido un sillín
tan cómodo en los veintiocho años que llevo montando en bici!
En la documentación que aportan avisan de que es necesario un periodo de adaptación. ¡No es verdad para
nada! El Spongy Wonder ha sido asombrosamente cómodo desde el mismo momento
en el que puse el trasero sobre él.

Hoy he realizado una ruta campo a través y he subido alguna colina para comprobar si
el Spongy Wonder iba a poder responder donde más importa.
¡De nuevo, he quedado impresionado! Al subir colinas me resultó muy fácil ponerme de pie para pedalear
y, cuando ya estaba exhausto, el sillín estaba justo allí, bajo mis huesos pélvicos. ¡Todo
muy natural! Señores, realmente es un exitazo. ¡Un invento magnífico!

Un saludo,

Erich






Sólo unas líneas para que sepan qué tal funciona el sillín Spongy Wonder
al subir pendientes. La primera vez fue un poco raro. No tenía la inclinación
correcta. En mi segunda salida confirmé la modificación que debía realizar y la tercera
fue perfecta. Sabes que ya lo tienes dominado cuando recorres 12
km sin ni siquiera pensar en el sillín. Esta mañana a las seis recorriendo
la montaña Sugarloaf entendí que Spongy Wonder es un poco como
la cerveza de Alexander Keith. ¡AQUELLOS QUE LO PRUEBAN, NO PUEDEN PARAR!

Feliz pedaleo,

Andre J B.







Creo que he arruinado sus estadísticas porque mi periodo de adaptación ha sido
de 10 minutos. Spongy Wonder es mucho mejor que ninguno de los otros sillines
que he tenido. Tengo que resistir la tentación de gritar a los otros
ciclistas "¿Cómo podéis aguantar eso?"

Saludos en constante pedaleo,

RAS
Santa Sruz (California, EE.UU.)






Hola, Jeff: Hace unas tres semanas que recibí mi Spongy Wonder. Tras 3 o 4
salidas breves y algunas adaptaciones, he descubierto que es sencillamente genial,
está bien fabricado, fácil de adaptarse a él, elimina el entumecimiento y, en general,
supone una gran mejora respecto a cualquier otro sillín que haya visto en el mercado.

Gracias por crear un artículo tan formidable.

Dan F.,
Kamloops (Columbia Británica, Canadá)






Hola, Jeff: Desde el pasado lunes hasta hoy he sido el instructor del curso ciclista
de la IPMBA para policías en Decatur (Illinois, EE. UU.) Durante el entrenamiento
de la policía, me he dado cuenta de lo que el sillín es capaz de soportar.

Íbamos en grupo y yo estaba haciendo avanzar a los más retrasados cuando
una mujer mayor, que iba más o menos a 50 km/h, me dio por detrás con su Buick. El golpe le destrozó el
parabrisas y mi bici salió volando y caí encima de otros dos ciclistas. Un agente se
rompió la clavícula, pero a mí me protegió el equipamiento que llevaba. Inspeccioné la bici
y ví que la tija estaba torcida, pero no pude (ni puedo) encontrar daños en el Spongywonder,
excepto por las almohadillas, que se han destrozado. Me impresionó mucho. Pensé
que les gustaría saber cómo funcionó su producto en este incidente.

Eternamente agradecido,
Pete Avery






Solo quería escribir brevemente para que sepan qué tal me va con el
sillín de bicicleta Spongy Wonder. La primera vez recorrí 25 km y necesité cierta adaptación.
Encontré la ubicación mágica y logré hacer un recorrido de 36 km donde un tercio eran pendientes.
No sentí entumecimiento ni dolor en la entrepierna. Mi próstata está muy agradecida. Enviaré
una foto del sillín a mi médico de cabecera y al urólogo. Increíble.
Es un producto magnífico. Parece alta tecnología y muy moderno.

Bob B.






Estimado Jeff:

Solo quería comentarle que encargué el sillín Spongy Wonder para
mi hijo que tiene un problema crónico con un testículo y está totalmente
encantado con él. Puede montar en bici sin ningún dolor durante ni
después del trayecto, como era frecuente. Está montando mucho más en bici estos días. Espero
que lo introduzcan en las tiendas e informen de él a los urólogos.

J. McL.







Jeff:

Ayer recibí mi sillín Spongy Wonder. Lo instalé y lo fijé en la posición inicial recomendada en las instrucciones que se adjuntan. Me encantó desde el mismo momento en que me subí. Me llevé el Spongy Wonder para hacer un recorrido de 8 km y no podía ser más feliz. Lo he modificado ligeramente, pero eso lo hago con todo. Como dato, recorro unos 80 km a la semana en terreno bastante accidentado (región centro sur de Kentucky). El sillín vale cada uno de los céntimos que cuesta.

W. G.
Edmonton (Kentucky, EE. UU.)






Jeff:

La primera vez que compré el sillín Spongy Wonder fue hace ocho años, cuando era un concepto totalmente nuevo. Soy un ávido ciclista y he recorrido más de 5000 kilómetros con el juego original de almohadillas. En la familia tenemos cuatro bicis equipadas con su sillín y lo recomiendo enormemente a todo el mundo, hombres y mujeres. A mi mujer le encanta la comodidad de Spongy Wonder, por lo que no solo va bien para hombres.

S.Leger

Fort McMurray (Alberta, Canadá)
(originario de las provincias marítimas)




Hola, Jeff:

Hago unos cuantos comentarios sobre mi sillín Spongy Wonder Mk9b. Soy un profesor de secundaria jubilado que lleva un estilo de vida extremadamente activo: compito en carreras, hago kayak, excursiones con raquetas de nieve, esquí de fondo y debo incluir mi actividad favorita... el snowboard.

También me gusta mucho el ciclismo, pero tengo una lucha de por vida con una prostatitis que el ciclismo agrava. Durante los últimos 10 años una sola salida en bici empeoraba mi enfermedad y me provocaba bastante sufrimiento y tener que tomar antibióticos durante meses. Probé todas las clases de sillines (con una gran inversión de dinero), pero finalmente me di por vencido.

En esta ocasión pensé que merecía la pena probar y que siempre podría devolverlo. Al mirar mis bicis sin usar colgadas en el garaje pensé que merecía la pena el esfuerzo. El día que recibí mi sillín Spongy Wonder, lo instalé y lo llevé a la tienda de bicicletas para que me aconsejasen. El propietario creía que no necesitaba el elevador. Seré sincero y te diré que, al principio, no era cómodo.

Las almohadillas me hacía daño en la parte de atrás de los ligamentos de la corva. Realicé dos ajustes decisivos: incliné el asiento ligeramente hacia abajo y moví las almohadillas a la parte central de mi isquion. ¡Perfecto! No siento nada de presión en el perineo y no ha agravado mi prostatitis. Y para mi sorpresa Spongy Wonder es el sillín más cómodo que he probado nunca.

Al ser un sillín no puntiagudo no me ha supuesto ningún problema controlar la bici más allá de tener un poco más de cuidado al cambiar las manos en las distintas posiciones de agarre del manillar. Poder montar de nuevo en bici es como recuperar parte de mi vida. Estoy en deuda con usted, Jeff, y con su sillín.

No entiendo cuando leo información negativa sobre su sillín en foros ciclistas. Creo que esos ciclistas nunca han tendio una enfermedad como la que tengo y nunca han tenido que dejar la bici o no se han tomado la molestia de ajustar el sillín a sus características corporales.

Durante la salida de ayer mi amigo se estuvo quejando todo el rato de molestias en el trasero, así que le dije que probase mi sillín. En resumen, al final va a encargar un sillín Spongy Wonder para su bici y yo he encargado otro para mi bici de montaña.

Atentamente,
R. F., Wading River (Nueva York, EE. UU.)



Estimado Jeff:

Tengo dos sillines Spongy Wonder, uno en una bicicleta de montaña eléctrica que yo mismo he fabricado y otro en una bici de montaña motorizada con la que he recorrido más de 8.000 km.

Hasta ahora he hecho más de 3000 km en mi bici eléctrica, la cual utilizo al menos tres veces a la semana para ir al trabajo cuando no necesito usar mi camión. Vivo a unos 9 km de distancia del trabajo y por las tardes vuelvo a casa en la bici eléctrica.

Llevo más de 20 años montando bicis de montaña en la ciudad. Los sillines Spongy Wonder son los más cómodos que he tenido jamás en una bici. Es un invento magnífico y jamás usaré ningún otro tipo. En ambas bicis tengo su diseño de sillín sobre sistemas de amortiguación de golpes, una combinación genial de comodidad y efectividad.

Sigan adelante con sus excelentes esfuerzos.

Gracias,
B. B.,

Los Ángeles (California, EE. UU.)



Hola Jeff:

Es un placer decir que estoy totalmente encantado con el sillín de bicicleta Spongy Wonder. Es muy cómodo y ha eliminado el entumecimiento y los dolores que a menudo me provocaban los productos convencionales. Aunque la operación de próstata hizo que dejase de preocuparme por las disfunciones eréctiles, estoy seguro de que habría sido de gran ayuda en mis comienzos.

Dan B.

Yarmouth (Massachusetts, EE. UU.)



No hubiera sido posible montar en bici tanto como lo hago sin los sillines Spongy Wonder. Soy muy delgado y apenas tengo "apoyo trasero". Cuando empecé a ir al trabajo en bici tenía muchas molestias y entumecimiento debido a la presión de los nervios. El problema se ha solucionado con Spongy Wonder.

Tengo dos bicis (y pronto una tercera), cada una con un sillín Spongy Wonder. Este año (2009) voy a cambiar las almohadillas y poner las de repuesto que venían incluidas con los sillines, así que las almohadillas duran bastante tiempo con un uso diario.

Es necesario realizar algunos ajustes al cambiar de un sillín convencional. Notas que hay un poco más de peso hacia las manos. También es necesario ajustar el control que proporcionaba la nariz de un sillín convencional. Durante los descensos rápidos, al torcer, compenso apoyando la rodilla en el tubo superior de la bicicleta. Se trata de problemas de menor importancia.

Hace dos años hice un recorrido en bici de nueve horas sin ningún tipo de molestia. ¡Qué placer, gracias, Spongy Wonder!

Jeff Davison



Hace cuatro años que tengo el sillín Spongy Wonder y llevo hechos ya bastantes kilómetros con él por montaña. Tuve un problema urológico: estenosis uretral debido a un accidente de bicicleta y tuve que someterme a una uretroplastia con injerto libre. Un urólogo muy reconocido me dijo que no creía que fuese buena idea que continuase haciendo ciclismo de montaña. Pero yo estaba decidido a encontrar un sillín que no interfiriese con la uretra. El sillín Spongy Wonder satisface mi necesidad perfectamente y ahora puedo montar en bici en Nuevo México todas las semanas. Recomiendo este sillín a cualquiera con un problema médico como el mío. El servicio de atención al cliente ha sido admirable y Jeff se preocupa mucho de la calidad y comodidad de cada sillín.

Un saludo
M Calhoun
(Nuevo México, EE. UU.)



Hola:

Antes de encontrar el sillín Spongy Wonder estuve a punto de dejar de montar en bici. Fue hace cuatro o cinco años. ¡Es el mejor sillín de bicicleta! Nunca me provoca rozaduras. Tengo uno para mi bici de verano, otro para mi bici de invierno con ruedas con púas y otro para la bici que tengo en California. Suelo montar en este sillín entre dos y cuatro horas seguidas si ninguna molestia. ¡Me encanta!

Gracias,
Jeff Clark



Me llevé el sillín Spongy Wonder al sudeste asiático, donde me compré una bici barata y fui con ella desde Bangkok a Saigón. Acabé regalando la bicicleta, pero me quedé con el Spongy Wonder.

Pam Carson



Estimado responsable de Spongy Wonder:

Estoy totalmente encantado con el sillín de bicicleta. Es el más cómodo que he tenido nunca y he debido de probar al menos una docena de sillines distintos en el transcurso de los años. Uso el Spongy desde hace más de 5 años. Todavía tengo las almohadillas originales y sigo recorriendo cada día unos 10 - 20 km.

Jean Chretien



Estimado Spongy Wonder:

Es un gran placer informarle que ha llegado a su fin mi lucha por mitigar el entumecimiento masculino provocado por la bici. Su sillín es el primero que he encontrado que elimina mis síntomas completamente.

Anteriormente había probado: Specialized Milano, Terry Liberator Y, Easy Seat, Derri Air e innumerables "cómodos" sillines de gel, anchos y almohadillados. Aunque la calidad de todos era buena, ninguno de ellos pudo evitar el entumecimiento.

También solicité ayuda en varias tiendas de bicis locales. Todos me dijeron que no había hecho los "ajustes" correctos para adecuarlos a mi, pero ninguno era capaz de eliminar mis síntomas.

Mido 1,93 y peso 104 kg. El sillín Spongy Wonder se adecua cómodamente a mi isquion.

Este verano voy a comprar otro sillín Spongy Wonder y he recomendado su producto a mi hermano (que también sufre entumecimiento masculino).

Atentamente,

Chris C.
Wheaton (Illinois, EE. UU.)



Llevamos muchos años utilizando el sillín Spongy Wonder y hemos hecho que varios amigos encarguen uno. Me he llevado el mío a Cuba y al Reino Unido. Comenzamos a usarlo cuando tenía poco más de setentaa años y seguimos usándolo todos los días que el clima nos lo permite. Ahora tengo poco más de ochenta años. El sillín Spongy Wonder soluciona el entumecimiento que provocan los sillines convencionales.

John y Marci Burn



Su sillín Spongy Wonder funciona magníficamente bien en recorridos de larga distancia por carretera o caminos y por la mayoría de recorridos todo terreno en mi Raleigh M-80. El sillín Spongy Wonder es mucho más cómodo que los sillines convencionales. Sigo prefiriendo usar un sillín convencional en recorridos todo terreno muy técnicos porque no puedo apoyarme en el Spongy Wonder con tanta facilidad como en un sillín convencional, pero eso es solo el 10% de mi uso.

Espero que les vaya bien en estos tiempos,

Jeff Burton



Estimado Jeff:

¡Me ENCANTA mi sillín Spongy Wonder! Oí hablar de él por primera vez en un foro de debate online sobre vulvodinia y vestibulitis, donde una usuaria decía que también le encantaba el suyo. Lo único que puedo decir es que su sillín de bicicleta ha sido mi salvación. Buscaba un sillín que redujese la presión vulvar, tal y como prometen muchos de los fabricantes. Pero su sillín Spongy Wonder me hizo entender que en realidad no estaba buscando una menor presión, sino ninguna en absoluto. Tan solo me preocupo de pedalear. Estoy feliz porque no tengo que retorcerme o ajustar mi cuerpo para encontrarme cómoda. Personalmente creo que todos deberían utilizarlo en cualquier situación. ¡Gracias por tener ideas tan originales!

Un cordial saludo,
F.D. de Florida



Hola, Jeff:

A principios de 2007 tuve un grave problema urológico: cáncer de testículo. Un mes después de la operación ya estaba de nuevo subido en la bici. El año pasado me empezó a molestar el otro testículo y, tras numerosas pruebas, no encontraron nada, pero me seguía doliendo. Recorría de 200 a 300 Km en bici a la semana por carretera y montaña. De repente tuve que dejarlo y eso fue muy duro para mí. Entonces descubrí el sillín de bicicleta Spongy Wonder, aunque era muy escéptico (¡debido al nombre!). Pero, tras algunos problemas iniciales con el asiento (dolor en las nalgas y falta de equilibrio), volví a disfrutar con la bicicleta. ¡Ahora ya no me río del nombre! Realmente es maravilloso.

Trabajo como fisioterapeuta deportivo y, cuando escucho que alguien tiene el mismo problema, le recomiendo el sillín de bicicleta Spongy Wonder.

¡Muchas gracias, Jeff, vuelvo a disfrutar montar en bicicleta!

E De B., Wichtrach (Suiza)



Hola:

He adquirido su sillín de bicicleta. ¡Gracias, es sensacional! La gente se ríe y algunos dicen que es el sillín de bicicleta más extraño que jamás han visto

. ¡Pero a mi me encanta! No he vuelto a estar incómoda en la bici y no tiene efectos secundarios ¡Es fantástico!

Atentamente,

G. S.



Estoy encantado con mi sillín de bicicleta Spongy Wonder. Recorro unos 50 km para ir y volver del trabajo todos los días del año. Lo he recomendado enérgicamente a mis compañeros y a mi familia. De hecho se lo he comprado a mis hijos.

Joe



A mis 59 años de edad, el sillín Spongy Wonder es la mejora más importante que he realizado a mi bicicleta. Desde los 40 años tengo una enfermedad urológica: prostatitis recurrente. Desde que instalé el sillín hace tres años no he vuelto al médico a recibir tratamiento. Siempre se agradece la comodidad tanto si haces recorridos cortos como largos. Además, me impresionan continuamente la gran calidad y acabado.

Larry Dennis



El sillín de bicicleta Spongy Wonder es un gran éxito. Lo tengo instalado en mi bicicleta eléctrica Giant Lafree original. Solía dolerme mucho la base de la espina dorsal cuando hacía recorridos largos, pero se ha solucionado el problema. Hemos estado en Francia de cicloturismo y utilizamos mucho la bici aquí en Escocia. Además, creo que el sillín Spongy Wonder disuade a cualquiera que quiera robar la bici ya que a la mayoría de la gente le cuesta creer que sea cómodo.

Vari Dafters (Escocia)



Hace seis años mi médico me prohibió montar en bici. Gracias al sillín Spongy Wonder he podido seguir disfrutando de la bici todos los días, con una media de 30 km/día en verano desde entonces. Desde entonces ni siquiera he conversado nada sobre el ciclismo con mi médico.

En esa época busqué varias alternativas en sillines y Spongy Wonder fue el único que parecía estar diseñado para el corredor deportivo y no para alguien que busca poner una almohadilla sobre un palo. Necesitaba un sillín deportivo para mantener mi exigente ritmo y quería un sillín con un cierto estilo.

Cuando comencé a utilizar el sillín Spongy Wonder, no estaba totalmente convencido. Había aprendido a montar sin manos recorriendo varios kilómetros sin pensar en ello. Tardé dos semanas en acostumbrarme al sillín y cuatro meses en poder montar de nuevo sin manos de manera segura, pero el sillín Spongy Wonder finalmente se convierte en una prolongación del propio cuerpo.
Ahora no iría a ningún lado sin él.

Cuando tengo que montar en una bici con un sillín convencional (llevar la bici de mi novia al taller), de inmediato echo de menos el sillín Spongy Wonder y tengo claro que no iría en bici a una gran distancia sin él. Actualmente tengo tres sillines Spongy Wonder, uno en cada una de mis bicis.

En los últimos dos años, Jeff ha continuado mejorando el sillín, haciéndolo más fuerte y proporcionando unas almohadillas aún mejores (las anteriores tenían una superficie satinada que resbalaba con alguna ropa).

Alec Kinnear



Nunca volveré a utilizar un sillín de bicicleta convencional. Cuatro años sobre un sillín Spongy Wonder sin molestias es insuperable. Agradecí mucho la ayuda atenta y personal que recibí al instalar el sillín y, una vez hube fijado el ángulo, nunca he tenido que ajustarlo de nuevo.

Aunque la capa de la superficie de la espuma se ha levantado un poco, la almohadilla en sí es tan fuerte y amortigua como cuando estaba nueva.
Cuando lo compré incluía un juego de almohadillas de reemplazo, pero ¿para qué usarlas ahora cuando puedo solucionarlo con un poco de cinta adhesiva? No me da vergüenza. Espero poder usarlo muchos años más en buenas condiciones y con gran comodidad.

Un cordial saludo, Renee



Estamos muy contentos con el sillín Spongy Wonder. Queríamos hacer algo de ejercicio y pensamos que la bicicleta sería lo mejor para nosotros. Pero mi mujer no podía ni pensar en subirse a una bici con un sillín convencional sin temblar al acordarse de dolorosas experiencias anteriores. Probamos con las opciones de gel de costumbre, pero solo eran ligeramente mejores que los sillines estándar.

Entonces decidí investigar un poco y me enteré de la existencia de Spongy Wonder. Es perfecto, ahora puede montar en bicicleta. Además, he pedido otro para mi bicicleta y para la de la mujer de un amigo que tenía problemas parecidos. Es un magnífico tema de conversación en todos los sitios donde voy. Ya sea en un portabicicletas, encima del coche, o si salimos con la bici.

Gracias,
Phil Brown



Hola:

Mi sillín de bicicleta Spongy Wonder es fabuloso. Me encanta. Disfruto mucho más cuando voy en la bicicleta. Es muy cómodo y te acostumbras fácilmente a él. Incluso mis amigos lo han probado y les gusta mucho.
¡Es perfecto!

Muchas gracias por inventarlo.

Y. Djurin



Estimado Jeff:

He probado muchas clases y marcas de sillines de bicicleta ¡y el suyo es verdaderamente el mejor! Su sillín de bicicleta Spongy Wonder es el más sencillo, cómodo y duradero. Aunque me pregunto si las almohadillas deberían ser un poco más grandes, para cubrir más superficie. De todas formas, ¡gracias por ofrecer un producto magnífico

Atentamente,

Dan Fattibene



Estoy completamente satisfecho con mi sillín de bicicleta y con el servicio de su empresa. Incluso me llamaron para asegurarse de que hubiese recibido bien el envío. Al principio me pareció un poco duro, pero pronto me acostumbré a él.

En un principio compré su sillín porque acababa de tener un problema urológico: me operaron la próstata y precisamente no me apetecía mucho sentarme sobre la zona dolorida. Spongy Wonder me hizo volver a coger la bici probablemente 3 o 4 semanas antes de lo esperado. Lo sigo usando tres años después.

Gracias por esta magnífica idea.

Rich Cavers



Estimado Jeff:

¡Me encanta mi sillín Spongy Wonder! Ahora puedo montar en bici tanto como quiera sin sentir ningún dolor. No podría hacerlo sin él. ¡Muchas gracias!

Judy D'Afflitti



Estimado Sr. Dixon:

El sillín Spongy Wonder es realmente maravilloso. Lo recomiendo a todos los cicloturistas. En junio de 2008 recorrí en bici 1700 km a través de Suiza, Alemania, Austria, Eslovaquia y Hungría. Estuve muchas horas al día sobre el sillín y no tuve ningún tipo de molestia.

Todos los cicloturistas deberían saber las ventajas de "larga distancia" de este extraordinario sillín. Quiero darle las gracias nuevamente porque sin Spongy Wonder no podría montar en bici debido a problemas de cáncer de próstata que tuve.

Un afectuoso saludo desde España,

Paschal Vázquez Gómez



Recurrí al sillín Spongy Wonder por necesidad. Mis opciones eran utilizar un sillín sin nariz o dejar la bici. Afortunadamente Spongy Wonder es muy cómodo y, ahora que he realizado los ajustes correctos, no noto ninguna diferencia en mi capacidad con la bici.

A mi edad (34), no debería tener problemas de próstata, pero los tengo. Ahora tengo un sillín que todavía me permite montar en bici. Sin embargo, cuanto más me he informado sobre los problemas de próstata, más me he dado cuenta de que los diseños de sillines con nariz deberían usarse excepcionalmente, incluso para gente que no tenga problemas. De manera parecida al tabaco, utilizar un sillín de bicicleta convencional acarrea problemas con el tiempo. Créanme, no querrán saber lo que es prostatitis, problemas del nervio pudendo (a menudo llamado el "síndrome del ciclista") o cualquier otro problema urológico. Sean proactivos y compren este sillín.

Gracias,

Bob Newell



A todos los potenciales clientes de Spongy Wonder: Todo lo que han leído en los testimonios es cierto. Como muchos otros, el año pasado desarrollé un dolor en la rabadilla mientras iba en bici. Y pensé "vaya latazo", no podré volver a montar en bici a menos que quiera estar con dolor, ¡no, gracias! Investigué por Internet y encontré la solución que proporciona el sillín Spongy Wonder. Tiene un diseño sencillo y está bien fabricado. Las almohadillas son lo suficientemente firmes para sujetarte, pero no siento dolor en los huesos del trasero. Hice un par de vueltas por el barrio para coger la posición. Ahora apenas me doy cuenta de que estoy sentada sobre ellas. Como otras personas que han escrito, enseño orgullosa mi sillín y explico las ventajas de utilizarlo. ¡Ahora me gustaría que Jeff diseñara una silla de oficina para mi!

K. O.
Rapid City (Dakota del Sur, EE. UU.)



Compré mi sillín Spongy Wonder tras verlo en otra bici de mi barrio (afortunadamente, tenía escrita sobre él la dirección web, así que pude encontrarlo online). Pensé que tenía un aspecto extraño, pero estaba tan harto de la incomodidad de los sillines convencionales que decidí probarlo. Grandes sillines acolchados, con agujeros en el centro, pero todos ellos incómodos (ni siquiera probé los sillines con amortiguadores en la tija, parecían retrasados).

Tardé unas dos semanas en acostumbrarme a él, pero después fui de cine. Solo hace poco aumenté el ángulo del sillín, lo que hizo que fuese aún más cómodo. No puedo ir sin apoyar manos ya que la mayor anchura del sillín hace que sea difícil mantener el equilibrio, pero no lo echo de menos en absoluto.

Me gusta tanto mi sillín Spongy Wonder que he hecho que un amigo se compre uno y posiblemente también unos cuantos desconocidos. Mi amigo lo recibió ayer por correo, así que ya veremos qué tal va, aunque seguro que le encantará.

De todos modos, yo lo tengo desde hace un año, me encanta y lo recomendaría a todo el que esté harto de hacerse daño en las ingles.

John Heylin



No tengo ni idea de cuándo busqué en Google algo como "sillines de bicicletas especializados" y encontré su sitio web, pero debe de ser al menos hace 5 años. Leí varios de los testimonios enviados y observé que no era la única persona con problemas de salud a la que el médico le había aconsejado no volver a montar en bicicleta nunca más.

Cumpliré 80 años en noviembre y continúo usando la bici con bastante frecuencia. He realizado dos viajes en bicicleta de una semana de duración por Europa, uno por Dakota del Sur y otros muchos más cortos por aquí, en California. De hecho, la semana pasada recorrí en bici unos 95 km en la magnífica ruta American River Trail de Sacramento a Folsom. Por supuesto, siempre llevo conmigo el sillín Spongy Wonder y se adapta fácilmente a las bicicletas de alquiler de los distintos viajes.

Un cordial saludo,

James Hill



Probé 3 sillines de bicicleta distintos antes de encontrar el sillín Spongy Wonder. He podido aumentar mi kilometraje sin las insoportables molestias producidas por un sillín convencional y he realizado la ruta de Seattle a Portland dos años seguidos. ¡No podría haberlo hecho sin este sillín!

Cheryl Lyne



Estoy muy contenta con el sillín Spongy Wonder. Mi cuñada y yo vamos en unas vacaciones ciclistas de tres y cuatro días y normalmente realizamos entre 40 y 60 km al día. Cuando estoy en casa normalmente recorro más de 60 km. Lo que me encanta de Spongy Wonder es que no tengo que llevar culottes! Monto en bici horas y horas sin sufrir irritación ni dolor debido a la presión. Se tarda unas 6 - 8 salidas en domar el sillín, pero después de eso está perfectamente moldeado y es totalmente cómodo. Si el resto del mundo del ciclismo conociera estos sillines, todo el mundo tendría uno

Atentamente,

Cindy Hannas



Hola, Sr. Dixon:

Llevo un año utilizando su sillín con entusiasmo y estoy más que satisfecho con él en prácticamente todos los aspectos. Muchas gracias por su excelente producto. Tengo previsto realizar un triatlón este verano y no soy capaz de volver a un sillín estándar.

Gracias,
Matthew



Llevo más de dos años utilizando el sillín Spongy Wonder en mi bicicleta. Ahora ya no puedo utilizarlo más porque mi mujer lo probó y no me lo ha devuelto. Su único punto flaco es este: pronto tendrás que comprar otros para el resto de la familia.

Creo que es perfecto. En especial, la espalda me duele mucho menos. Creo que el sillín no carga todo el peso en la espalda y distribuye las sacudidas de los baches por todo el cuerpo. Así es mucho más placentero montar en bici. Una vez lo pruebas durante 10 minutos, ya no volverás a utilizar otro.

Un saludo,

Luca L. Bonatti



Jeff:

Tras dejarlo durante varios años, volví a montar en bici y compré el Spongy Wonder cuando sencillamente no podía estar cómodo con un sillín convencional (busqué y probé varios sillines de gran calidad). Peso 105 kg y el Spongy Wonder ha revolucionado mi comodidad en la bici. No solo el entumecimiento de mis bajos fondos es algo del pasado, sino que Spongy Wonder ha hecho que sean innecesarios los culottes, por lo que paso menos calor en los trayectos largos. Se tarda un poco en acostumbrarse al sillín ya que me sentía como si las almohadillas me empujaran un poco hacia adelante e ir sin manos es más complicado, ¡pero es posible con práctica! Por último, me ha impresionado especialmente la calidad de fabricación y, tras mucho uso, sigue pareciendo nuevo. A todos los que tengan dificultades para estar cómodos en un sillín convencional puntiagudo, les recomendaría Spongy Wonder sin dudarlo.

Anthony Holden



Jeff:

Con el sillín Spongy Wonder he sido campeón de la división individual de Swamp Fox en Charleston (Carolina del Sur). En la carrera SOAR en Highland (Carolina del Norte) en 2008, gané el grupo de mayores de 50. Varios de mis amigos también lo han comprado. Funcionó de la forma en la que dijisteis que lo haría. Es el único sillín que volveré a usar.

Gracias

Gary Jackson



Hola, Jeff,

He hecho 600 km con mi bici desde que le incorporé su sillín Spongy Wonder y le informo con gran satisfacción que me encanta. Antes del sillín Spongy Wonder tuve uno de esos sillines con un agujero en el medio; además de eso, el sillín estaba bien acolchado. El sillín estaba bien para trayectos cortos, pero en los largos podía sentir molestias en las piernas. Con su sillín puedo pasar dos horas en la bici sin ningún problema. Mi culo tardó un mes en acostumbrarse al sillín y, desde entonces, va como la seda, por así decirlo. Me gustan los temas de curación natural y, por ello, aprecio doblemente la disponibilidad de su asiento, los beneficios que tiene para el cuerpo. Ojalá todos los ciclistas hicieran este cambio.

Michael Kraml,
Ontario (Canadá)



Jeff:

Me gusta el sillín Spongy Wonder porque hace que los trayectos largos en bici sean cómodos. He sustituido el sillín mullido y ancho que venía con mi bici. Compré una bici eléctrica para ir al trabajo, que está a una distancia de 12 km de mi casa. Tras media hora en el sillín antiguo, no podía soportar estar sentado por más tiempo. Hace poco utilicé la bicicleta de otra persona mientras estaba fuera de casa y, tras un corto recorrido en ese sillín grande y mullido, también acabé dolorido.

De acuerdo, el sillín parece un mecanismo de tortura y es verdad que la gente se vuelve a mirarlo, pero hace que mis paseos en bici sean un placer.
En un principio compré el sillín para proteger los vasos sanguíneos y nervios del perineo, y realmente los protege.

B. T.
Ann Arbor (Michigan, EE. UU.)



Disfruto muchísimo con mi sillín Spongy Wonder y he recorrido muchos kilómetros sin ningún tipo de dolor ni entumecimiento. Todos los otoños mi hermana y yo hacemos un viaje de 110 km en bicis de montaña desde West Yellowstone a Old Faithful y volver. Aparte de disfrutar del paisaje, de la fauna y de la flora, me divierto mucho con todas las miradas y preguntas que suscita mi sillín. Le cuento a todo el mundo que me pregunta que nunca tengo dolor de trasero y que, hasta ahora, es el sillín más cómodo que he probado. Espero que estos testimonios ayuden a su negocio.

Mary Kay Streitz



¡Hola desde España! Llevo 18 meses usando el sillín Spongy Wonder. Después de probar 3 sillines distintos, sin duda alguna, este es el mejor. Ya no tengo los dolores que solía tener con los sillines normales. Spongy Wonder no es un sillín más: ES EL ÚNICO SILLÍN.

Un cordial saludo, Alfonso



Hola, Jeff:
No tengo ni la más ligera idea de cómo enviarle una foto mía radiante, sin dolor alguno, sobre mi sillín Spongy Wonder, pero me gustaría aprovechar esta oportunidad para agradecerle de todo corazón por hacerlo posible.

Un feliz abrazo,
Jenny
xxx



Hola, Jeff:

¡Su servicio de atención al cliente es sensacional! Ha respondido a mi correo electrónico con gran rapidez y, después, cuando le llamé, hizo un trabajo magnífico. Cuando escriba mi testimonio sobre el sillín, que seguro que será favorable, diré a todo el mundo el gran servicio de atención al cliente que tienen. Tienen, de verdad, el mejor servicio de atención al cliente que jamás haya visto. No suelo escribir a las empresas para escribir cosas como esta, pero la suya me ha impresionado tanto que solo quería escribirles una nota de agradecimiento.

Gracias de nuevo,

David Douglas



Hola, Jeff:

He comprado mi segundo Spongy Wonder y sigo encantada. Hace unos diez años compré el primero y la gente todavía sigue preguntándome por curiosidad. Les digo "es magnífico. Cómprese uno y verá como disfruta con su bici".

Un saludo,

M. Z., Montreal (Québec, Canadá)



Solo quería decir “muchas gracias por el sillín de bicicleta.” En mi opinión, este excepcional sillín es una de las grandes innovaciones técnicas en la historia del ciclismo. Fundamentalmente puedo volver a montar en bici sin poner en peligro mi salud, ya he recorrido 400 kilómetros y eso que comencé la segunda semana de mayo. El año pasado solo hice 64 kilómetros.

No tengo entumecimiento, ni disfunción eréctilů.

La magnitud de esta innovación es que vuelvo a estar en forma y sano. El ciclismo era una parte importantísima de mi vida y estaba dispuesto a dejarlo para siempre. Ahora vuelvo a estar totalmente animado y nunca me he sentido mejor. No puedo describir con palabras lo bien que me siento.

Este sillín tampoco me ha supuesto ningún problema con el equilibrio. Puede tomar las curvas súper rápido y ahora ya puedo ir sin manos.

Mencionó que debería ponerle un manillar de bicicleta de montaña. No lo he hecho, sigo teniendo el manillar de carrera estándar en mi bicicleta de competición de carretera y me han realizado algunos ajustes en la posición en la tienda de bicicletas. No he tenido problemas de deslizamiento hacia delante, de presión excesiva en las manos ni de hombros rígidos. Funciona en todo mejor de lo que pensé.

Dan Posa



Hola, Jeff:

Muchas gracias por las llamadas de seguimiento. Les llamé hace un mes sobre la sustitución de las almohadillas de mi sillín Spongy Wonder. Después de más de seis años utilizando el Spongy Wonder, ya he gastado los dos juegos que venían incluidos cuando lo compré.

A la edad de 45 años tuve un problema de próstata alargada que me provocaba dolor, especialmente al montar en bici. Mi médico me informó de que tenía la glándula de la próstata del tamaño de un hombre mucho mayor. En ese momento hacía en bici unos 1.000 km al mes.

Por suerte escuché una entrevista de radio que le hicieron en la CBC donde hablaba del sillín Spongy Wonder y parecía que era lo que estaba buscando. Me informé en su sitio web e hice un pedido de uno de sus sillines.

Al principio encontré el Spongy Wonder bastante incómodo y tuve que hacer varios ajustes a la bici, tales como la altura de la tija, la altura y longitud del manillar, así como ajustes al mismo sillín. Sinceramente estuve a punto de dejar el Spongy Wonder, pero, entonces, después de un mes, ¡lo logré! Puedo recorrer trayectos largos en bici y seguir estando cómodo. Creo que, además de los ajustes a la bici, también tuve que desarrollar músculos distintos en la parte de atrás de las piernas para montar en una postura adecuada y cómoda.

Ahora tengo 51 años y recorro unos 500 km al mes. Mi médico dice que tengo la glándula de la próstata del tamaño normal para mi edad y nunca me duele. El sillín Spongy Wonder me ha permitido seguir montando en bici.

Bastantes personas me preguntan por mi Spongy Wonder y estoy encantado de darles las buenas noticias. Me sorprende no haber visto más en Vancouver.

Gracias,

Jonathan



Estoy TOTALMENTE ENCANTADA con mi sillín Spongy Wonder. Puedo montar en bici tanto como quiera sin tener ninguna molestia. ¡Gracias por este sillín milagroso!

Carol Riddle



Estoy encantado con mi sillín Spongy Wonder. No tardé mucho en acostumbrarme a él y es MUCHO más cómodo que el sillín convencional de mi otra bici. Probablemente compraré pronto otro."

Drey Samuelson



He disfrutado en mi sillín de bicicleta de muchos kilómetros/hora sin problemas desde que instalé el Spongy Wonder hace algunos años. El sillín está fabricado con materiales de calidad y no he tenido problemas. Todavía tengo las almohadillas originales y no he necesitado sustituirlas por el juego de repuesto que se incluye en el pedido. Hay muchos ciclistas a los que les intriga el sillín y siempre los remito al sitio web spongywonder.com. Gracias por fabricar un producto de calidad que funciona tal y como se anuncia.

Atentamente,
Brian Rezin



Hola, Jeff:

Estoy encantado con mi sillín Spongy Wonder. Había dejado de montar en bici porque los otros sillines me hacían daño y el médico me dijo que a largo plazo podría dañarme la próstata y causar otros daños. Así que, cuando vi su sitio en Internet, entendí que era la mejor solución, y muy creativa además: ¡mejor que un material blando es no tener ningún tipo de material! Ahora he vuelto a una de mis actividades favoritas del fin de semana, que es ir en bici al parque de la ciudad y de ahí a la playa que hay justo debajo y de allí a la preciosa vereda por la costa de Oporto :) Los primeros dos días que lo utilicé sentí algo menos de estabilidad porque tiene menos superficie para sujetar el cuerpo, pero después me acostumbré y ni siquiera me doy cuenta de que es distinto a otros sillines hasta que alguien lo señala. Felicidades por su idea y gracias.

Adiós,

Salvador



Hola, Jeff:

¡El sillín de bicicleta me funciona de maravilla! Utilizo la bici para ir al trabajo y hacer recados. Algunas personas me han preguntado por él al aparcar en las tiendas. Siempre les digo por qué me gusta y dónde comprarlo. También he escrito a mi urólogo para agradecerle que me lo sugiriera.

¡Gracias de nuevo por el sillín!

Gian



Al competir en carreras ciclistas he investigado ampliamente los sillines sin nariz en Internet. Elegí Spongy Wonder por su tamaño (relativamente pequeño) y por los testimonios de otros corredores; pensé que era probablemente con el que mejor podría acomodar una postura aerodinámica para competir en carretera. Al principio montaba con mayor peso sobre las manos y me resbalaba del sillín. (comentario mío: la nueva espuma soluciona este problema) Tras un mes mi pedaleo cambió y pasé a soportar más peso con los pies en vez de con las manos. Los beneficios no buscados de este cambio en el pedaleo son mayor potencia, mayor eficiencia, menos tensión en la parte inferior de la espalda, todo ello gracias a una técnica de pedaleo más circular, más "conectada". Y, además, el Spongy Wonder cumple realmente el beneficio buscado de eliminar la presión sobre el perineo. Pero son los beneficios no buscados los que he encontrado más interesantes e inesperados. Recomiendo el sillín a todo el mundo que desee una herramienta de entrenamiento para mejorar su técnica de pedaleo, incluso aunque la reducción de la presión en el perineo no sea un factor que necesite tener en cuenta.

T. P.
Michigan (EE. UU.)



Hace 4 años me realizaron una operación y tuve que dejar de montar en bici porque me dolían los nervios en la rabadilla y la parte de arriba de las nalgas. Ahora el sillín Spongy me permite montar en bici, porque todo el peso se traslada a la zona protegida de las nalgas donde debe estar. Probablemente ese es el motivo por el que no nos sentamos sobre un objeto pequeño: porque hace daño. El Spongy Wonder equilibra la distribución del peso, brillante. Se tarda un poco en lograr nueva dureza en los puntos de contacto.

Casey de Kansas (EE. UU.)



Estoy totalmente encantado con mi sillín Spongy Wonder. Ha demostrado ser duradero, cómodo y tiene el beneficio añadido de que ejercitas más músculos que en un sillín convencional. Lo he recomendado a varios amigos de mi barrio y están igual de satisfechos. Lo único que supera su capacidad de eliminar la presión en las zonas no deseadas es su capacidad para entablar conversaciones.

J. H.
Brooklyn (Nueva York, EE. UU.)



Hace algo más de dos años me compré una bicicleta híbrida Trek y al poco me diagnosticaron cáncer de próstata. Por suerte me lo detectaron pronto y pude recibir tratamiento. Sin embargo, las radiaciones y el tratamiento de implante de semillas me hacían muy incómodo el hecho de montar en bici sobre un sillín convencional. Consulté en la tienda de bicicletas donde compré la bici y me dieron varias opciones, una de ellas era el sitio web que me condujo hasta el sillín Spongy Wonder. Sinceramente, tardé un poco en estar cómodo en el sillín. Sin embargo, tras varias pruebas y ajustes de errores, comenzó a ser cómodo. Ya he gastado el primer juego de almohadillas y ahora estoy utilizando el segundo. Puedo montar en bici con molestias mínimas, si acaso alguna, en la zona de la próstata. Recomiendo de verdad su sillín a todas las personas con dolor o molestias en la próstata debido a un sillín convencional. Tengan paciencia, puede tardarse algún tiempo en estar cómodo en el sillín, pero a mí me ha funcionado.

Ronnie Marchant



Hola, Jeff:

Estoy muy contento con mi sillín Spongy Wonder. El verano pasado hice más de 4.000 km con la bici. Ello incluía tres maratones en bicicleta de montaña. Los primeros dos consistían en unos 38 km con 1200 m de escalada y el último era de 60 km con 1800 m de escalada. En el último tardé 4h 25m en realizarlo ¡y la única parte de mí que no estaba adolorida era el trasero!

El mes pasado tuve un accidente bastante grave. El casco se rompió, la tija se daño y me pasé la noche en el hospital, pero el sillín está como nuevo.

En la foto de abajo salgo yo con jersey azul, durante el maratón en bicicleta de montaña de 2008 "Bike the Bugles" cerca de Krumbach (Austria).

Un saludo,
Chuck McDermott
un canadiense viviendo en Viena (Austria)



Me encantaría enviarles una foto, una en la que estoy orinando, pero probablemente no sería apropiada para Internet, ¡aun cuando su sillín haya supuesto una ENORME diferencia en ese aspecto en mi vida! ¿Quizá una foto sutilmente planeada frente a un servicio?

¡Soy un defensor a ultranza del sillín! Todos los días voy a trabajar en el sillín y no podría hacerlo sin él.

Matt



El sillín Spongy Wonder ha sido la solución ciclista a mi problema de prostatitis. Sin él no salía a ningún sitio. ¡Gracias a ustedes mi hija de 5 años disfruta de lo lindo en nuestro tándem! Sigan innovando.

John
Edimburgo (Escocia)



Estoy muy contento con el sillín Spongy Wonder, el cual es el único que uso desde hace dos años. Solo tardé una semana en acostumbrarme a la nueva postura en la bici y no volvería por propia voluntad a un sillín convencional. Me gusta tanto el diseño que ahora tengo dos: un sillín de material muy resistente en mi bici de montaña y un modelo estándar en mi Brompton plegable.

Ambos tienen tejido aterciopelado, aunque preferiría algún tejido impermeable si están pensando en fabricar una nueva gama. ¿Puedo añadir además que sería mucho más cómodo si tuviesen un distribuidor aquí en el Reino Unido?

Andrew Margolis



Hola, Jeff:

Podemos decir que el sillín Spongy Wonder nos vino caído del cielo cuando lo descubrimos en abril de 2006. A Jim acababan de operarlo de la próstata y yo me estaba preguntando qué íbamos a hacer con nuestro viaje en bicicleta por la Provenza. Nos enviaron el Spongy justo antes de irnos y Jim no tuvo ningún tipo de problema durante los días que fuimos en bici. Nos va a volver a acompañar a Europa este mes de junio cuando realicemos un viaje en bici de una semana por los Países Bajos. A Jim le resulta fácil transportarlo e instalarlo en otras bicicletas.

Ambos les deseamos que tengan éxito con su producto.

Pat y Jim Johnston



Tras una operación de poca importancia, los nervios de la zona pélvica comenzaron a dolerme mucho debido a que desarrollé hipersensibilidad. No podía sentarme durante mucho tiempo y me deprimí bastante ya que, entre otras cosas, no podía montar en bici, algo que siempre me había encantado. Al no ejercer ninguna presión el sillín Spongy Wonder me permitió volver a montar en bici, algo que pensé que nunca volvería a hacer. El sillín suscita comentarios extraños en la gente, pero yo les digo orgulloso que es muy cómodo y muy superior a un sillín "normal". Recomiendo el Spongy Wonder a todo el mundo, hombre o mujer, que tenga dolor pélvico y eche de menos el placer y la libertad de montar en bici.

Sarah, Londres (Reino Unido)



Estimado Jeff:

Mi marido y yo llevamos utilizando sillines Spongy Wonder desde hace más de tres años y sencillamente no usamos ningún otro. Las nalgas solían entumecérseme a los 10 minutos de estar sentada en un sillín convencional. Estoy encantada de decir que eso ya no es ningún problema. ¡Hemos difundido tantas veces su sitio web que me extraña que no se haya jubilado a alguna isla tropical! Muchas gracias por hacer mucho más placentero uno de mis pasatiempos favoritos.

Atentamente,
Cathy Ireland



Me gustaría compartir mi experiencia con el sillín Spongy Wonder. Cuando compré mi primer Spongy Wonder estaba completamente satisfecho. Hace poco he recibido el segundo sillín para mi segunda bici. No he tenido problemas para adaptarme. Es perfecto, ya no tengo dolores. Monto a diario en bicicleta.
Recomiendo totalmente este sillín.

Didier (Bélgica)



Monto en bicicleta en las 4 estaciones del año, en cualquier circunstancia, fundamentalmente por la ciudad. Antes tuve un tipo de sillín parecido en una versión más barata de otra empresa. Cuando me lo robaron decidí sustituirlo por el Spongy Wonder porque pensé que el material aguantaría mejor el invierno. Y lo hizo muy bien.

Cuando volvieron a robarme la bici, el sillín fue la primera cosa que sabía que compraría de nuevo. Ahora, incluso aunque alquile un tipo distinto de bicicleta cambiaré el sillín para poner mi Spongy Wonder. No hay manera de que aguante un sillín de los antiguos, no importa lo sofisticado que digan que es.

Benoît Lemire



Estimado Jeff:

El sillín Spongy Wonder ha influido en el nivel de disfrute de mi ocio como ninguna otra cosa. Durante un año después de tener una enfermedad de próstata siempre me deprimía en los días con buen tiempo porque no podía montar en bici sin que me doliera. Un día busqué “sillín de bicicleta próstata” y apareció su producto. Ahora puedo volver a montar en bici, sin ningún dolor en la próstata. De verdad, no puedo agradecerle lo suficiente este producto. (Realmente estoy pensando encargar uno de repuesto.) Debe de ser una sensación magnífica fabricar un producto que suponga una enorme mejora en la vida de las personas. ¿He dicho ya que no tengo palabras para agradecérselo lo suficiente?

Un saludo,

Barry S.
Cherry Hill (Nueva Jersey, EE. UU.)



Me encanta mi sillín Spongy Wonder. Sin él no habría manera posible de montar en bici. Cuando la gente ve el asiento me pregunta por él e incluso les dejo probarlo si quieren. Es un gran invento.

N. W., Glen Rock (Pensilvania, EE. UU.)



Hola, Jeff:

Acabamos de regresar de nuestro viaje de 5 semanas a Francia en nuestra autocaravana y bicis. Tenía pensado escribirle para darle las gracias por el sillín y, cuando abrí el correo, ¡había una solicitud suya para que contara mi experiencia! Qué coincidencia.

Sin mi sillín Spongy Wonder no hubiera podido montar en bici ya que tengo vulvodinia. Le doy las gracias por un producto maravilloso y también, en primer lugar, por su rápido servicio.

Barbara Wheeler



Solo quiero que sepa que sigo usando el sillín Spongy Wonder. No recuerdo cuántos años llevo usándolo, pero otros ciclistas a los que les he dado sus señas realizan comentarios positivos. ¡Me alegro de ver que cada año crecen y mejoran más!

B. F.
South Surrey (Columbia Británica, Canadá)



De joven utilicé mucho la bicicleta, pero es ahora, con 60 años, cuando he comenzado a hacer largas distancias con ella. Hace un par de meses, en mi chequeo médico anual, la analítica desveló que mi nivel del parámetro PSA había subido hasta 6,6, cuando lo normal es que este se sitúe por debajo de 4. Anteriormente mi nivel de este parámetro siempre se encontraba entre 1 y 2. Cuando mi médico me preguntó si había estado haciendo algo fuera de lo habitual, le respondí que montando en bicicleta. Me pidió que dejara de hacerlo durante un mes, y si el parámetro volvía a sus niveles normales, sabríamos que era consecuencia de la bicicleta. Si aún así el parámetro permanecía alto, sería necesario realizar una biopsia. Le dije si podía practicar algún otro tipo de ejercicio. "Sin problema."

No dejé la bicicleta, seguí saliendo con ella... El fin de semana inmediatamente anterior a la repetición de la prueba, hice 100 km el sábado y 40 km el domingo con el sillín Spongy Wonder. El lunes, mi parámetro de PSA había descendido a un valor normar de 1,4.

David Sokal



Tengo más de 50 años y participo en competiciones ciclistas en carretera y contrarrelojes. He probado muchos sillines (a lo largo de mis más de 30 años de ciclista) sin éxito. Mi síntoma más común (además del dolor incómodo), el entumecimiento que aparece después de 30 minutos montado en el sillín (especialmente en las contrarrelojes o cuando estoy practicando en el gimnasio sobre los rodillos)

Compré mi primer sillín Spongy Wonder Bike en febrero de 2007. Lleva algo de tiempo ajustarlo de forma correcta y acostumbrarse a una sensación diferente. Sin embargo, este es CON MUCHO el mejor sillín en el que he subido. La sensación de entumecimiento ha desaparecido. Es muy cómodo, incluso cuando estás mucho tiempo sobre él. He seguido participando en competiciones ciclistas y contrarrelojes y Spongy Wonder funciona maravillosamente. Las almohadillas de espuma duran mucho más de lo que podía pensar en un principio. Todavía tengo puestas en mi sillín las originales.

Desde mi primera compra, he adquirido dos sillines Spongy Wonder más para otras bicicletas que utilizo habitualmente.

La apariencia única de Spongy Wonder genera a menudo comentarios de otros ciclistas, a los que no dudo en ofrecer mis recomendaciones más entusiastas.

Gracias por diseñar y fabricar un gran producto. Les deseo éxito en su negocio.

Markus Naegeli



Hola:

Creo que ya son dos los veranos que tengo mi sillín Spongy Wonder. Es fantástico, no lo cambiaría por nada del mundo. Cuando lo probé por primera vez, fue realmente diferente y me llevó algún tiempo acostumbrarme al cambio de posición en la bicicleta. Después de hacer un montón de ajustes me siento muy a gusto con mi sillín. A todos aquellos que adquieran uno por primera vez les diría que fuesen pacientes. Es como ir subido en el aire, no se siente ninguna molestia.

K. W.
Bridgewater (Nueva Escocia, Canadá)



Estimado Jeff:

Estoy realmente contento de haber encontrado el sillín Spongy Wonder ya que notaba cierto entumecimiento después de utilizar la bicicleta. Desde que lo instalé en la bicicleta no he tenido problemas de ningún tipo. Se necesita un par de semanas para adaptarse al sillín, pero después de eso, sin problemas. Realmente no podría hacerlo sin él y no puedo imaginar volver a utilizar el sillín convencional. No solo eso, si no que tiene un aspecto genial y hace entablar conversaciones con la gente. Prácticamente todo aquel que me encuentro cuando voy en la bicicleta dice algo del sillín y tengo que explicarles que está diseñado para proteger y que, de hecho, lo hace. Se acabó el entumecimiento.

Me las he ingeniado para convencer a un amigo mío de que se compre otro, lo que es divertido, ya que salimos juntos con la bicicleta los fines de semana. Como yo, él ya no quiere volver a usar el sillín convencional nunca más.

Realmente me gusta mi sillín Spongy Wonder y, si puedo, convenceré a más gente para que se compre uno.

Matt





Estimado Spongy Wonder:

Después de estar yendo al trabajo diariamente en bicicleta desde hace más de diez años he comenzado a tener ciertos problemas urinarios. El médico me diagnosticó una dilatación de la próstata benigna. No sabía la causa, y ninguno de nosotros sospechamos de los desplazamientos diarios al trabajo en bicicleta. No me di cuenta del daño que me producía a largo plazo, hasta que unas vacaciones me mantuvieron lejos de la bicicleta durante un par de semanas. Cuando volví a coger la bici para ir al trabajo, la causa del problema apareció claramente ante mis ojos, ¡el viejo sillín me hacía daño! Probé algunos sillines más anchos y almohadillados, pero solo con relativo éxito.

Y, por fin, encontré el sillín Spongy-wonder y los problemas (de entumecimiento y urinarios), desaparecieron. Hace ya dos años que utilizo el sillín Spongy-wonder en mi bicicleta para ir todos los días al trabajo y estoy realmente impresionado con él.

Matthew McG.





He tenido un par de sillines Spongy Wonder durante 4 años. Son excelentes y muy resistentes. Los recomiendo a hombres con problemas de próstata ya que prácticamente elimina cualquier presión en esta parte del cuerpo.

Atentamente,

Steve K.





Jeff:

Encargué un MK7 a comienzos de julio. Fue todo un acierto. Por primera vez en 12 años estoy disfrutando del ciclismo otra vez. No más problemas de coxis, ya no más dolores. Me adapté al sillín desde la primera vez que lo usé y ahora me parece totalmente normal. Estoy muy contenta de poder montar de nuevo en bici. Gracias por el invento.

Una clienta muy satisfecha,

Angela Stanway
Reino Unido





Hola, Jeff:

Solo quiero que sepa que ¡ME ENCANTA el sillín Spongy Wonder! Me habían dicho que debía dejar de utilizar la bicicleta debido a una dolorosa enfermedad en la vulva. Desde hace unos años mi marido y yo pasamos bastante tiempo disfrutando de la bicicleta y no estaba nada contenta con la posibilidad de tener que dejar algo con lo que realmente disfrutamos juntos. Oí hablar de su sillín en el sitio web de la Asociación Nacional de Vulvodinia, sonaba prometedor así que encargué uno.

Tengo que decirle que no quiero volver a usar nunca más un sillín convencional después de probar el placer de no sentir ningún tipo de presión con el suyo. ¡Bien hecho y gracias!


P.Paradis
Feliz tras volver a montar en bicicleta en su sillín. Saludos desde la bella Columbia Británica (Canadá)





Jeff:

¡El nombre es un tanto raro, pero es un gran sillín! Lo estoy usando desde el día siguiente en que lo recibí y lo ha cambiado todo. Ahora solo lo dejo porque esté demasiado cansado o no tenga tiempo.

¡Gracias!

Steve Leeke





Jeff:

Un gran artículo. Es la primera vez en meses que he podido subirme placenteramente a mi bici. Mi trasero ya no me duele. ¡Lo adoro!

Victor A. Mayer (Ciudad de México, México)





Cuando saqué mi Spongy Wonder de la caja, pensé: “Umm, no parece gran cosa” pero decidí probarlo, lo puse en mi bicicleta y fui hasta el trabajo con ella. ¡Era el sillín más cómodo que jamás había usado! Su textura no deja que deslices como ocurre con otros sillines sin nariz. He puesto tijas con amortiguador en todas mis bicicletas para hacer el trayecto más cómodo, pero no he podido encontrar una para esta bici en particular. No creo que necesite ninguna con el Spongy Wonder pues es muy cómodo. Estoy pensando en cambiar todos los sillines de mis bicicletas. Gracias de nuevo.

D. T.

Dallas (Texas, EE. UU.)





Compré este sillín el año pasado y es la BOMBA. Utilizo mi bici diariamente y ya no encuentro “mi cosita” aplastada después de hacer largas distancias. Este asiento me ha cambiado literalmente la vida con la bicicleta. Es estupendo que cuando vas a pedir tu sillín Spongy Wonder puedas realmente hablar con la persona que aparece en el video. No como algunas grandes empresas, que no se preocupan por lo que ocurra después de que les hayas comprado el producto.

¡Muchas gracias, Jeff!

Uglow

Toronto (Ontario, Canadá)

Más testimonios felices de los ciclistas que usan sillines para bicicletas SW

En mi consulta de medicina interna he visto con bastante frecuencia heridas provocadas por sillines de bicicleta y me alegró descubrir el sillín Spongy Wonder. Inmediatamente compré uno para mi bicicleta y me produjo gran satisfacción comprobar lo cómodo que es y, a la vez, me permite seguir teniendo un buen control de la bicicleta. El mío lo tengo desde hace un año ¡y aún no he tenido que cambiarle las almohadillas! si montas en bicicleta, seas mayor o joven, hombre o mujer, necesitas uno de estos sillines.

Dr. Philip Alexander, MD
College Station (Texas, EE. UU.)

El sillín Spongy Wonder es magnífico y el mejor de los sillines que he probado de los que no son puntiagudos y que no afectan el perineo. He visitado el sitio web para pedir otro para mi bicicleta estática.

Seth Manoach MD
Profesor Adjunto de la Cátedra de Medicina de Urgencias
Presidente del Comité de RCP del Programa de Respuesta Rápida
Brooklyn (Nueva York, EE. UU.)

Doy charlas a nivel nacional sobre pacientes con dolor y quiero mostrar en mis charlas una foto de su sillín de bicicleta. Solicito su permiso para hacerlo.

Hope K. Haefner, M.D.
Director del Centro de Enfermedades Vulvares de la Universidad de Michigan
Dept. Obstetricia y Ginecología


Vista isométrica del sillín Spongy Wonder MK10 de acero inoxidable.

Vista isométrica del sillín Spongy Wonder MK10 de acero inoxidable.


Albert Einstein anda en bicicleta

Albert Einstein anda en bicicleta



El asiento de bicicleta pregunto esponjosa es crítico en las pruebas de submarino

El asiento de bicicleta pregunto esponjosa es crítico en las pruebas de submarino


Spongy Wonder Inc. es el fabricante de los ├║nicos sillines modulares y sin nariz del mundo. Estos dos sillines sin nariz de dise├▒o ergon├│mico y anat├│micamente correcto eliminan el da├▒o urol├│gico y neurol├│gico que producen los sillines de bicicleta convencionales y "modificados" y adem├ís son ÔÇťtotalmente personalizablesÔÇŁ y ajustables.